miércoles, 4 de mayo de 2011

Esos mierdas del remo... ( el lumpen del periodismo)



Escribe hoy, amigo lector, Ángel Montiel sobre esta faena de remero en la que yo, Fdez de La Felguera, me he enrolado voluntariamente. Aquí estamos en el banco corrido remando con las menguadas fuerzas que tenemos, y Montiel echa espumarajos por la boca contra todos nosotros, pero especialmente contra Arianna Huffington:

Lo que no sé es cómo no se nos había ocurrido antes. Tanto darle vueltas al futuro del periodismo cuando ya Ariana había cuadrado el círculo
Montiel no es un mierda como nosotros; Montiel escribe una columna y se la publican diez periódicos de provincias distintos; Montiel pertenece a la élite periodística de la democracia del Reino. Así los define Gustavo Bueno:

Entendemos aquí por «periodistas» (ateniéndonos a un criterio lo más objetivo posible, y con alcance indudable en el proceso de formación de las élites a las que nos referimos) a los «periodistas facultativos», es decir, a todos aquellos profesionales que tienen el título de licenciados o doctores en una Facultad de Ciencias de la Información.Se diría que las élites a escala nacional a las que nos referimos han ido cristalizando entre periodistas facultativos que, además, suelen estar conscientes y orgullosos de su condición (con frecuencia aluden a esta su condición, a la que atribuyen un alcance deontológico y ético), y no sin motivos.

La revuelta del remero Tasini

El artículo de Montiel es un rollo que dice muchas cosas ya dichas por Pedro J- antes de volverse un furibundo tuitero- o por Arcadi Espada (comentada por nuestro Vega), pero tiene interés toca el asunto de Jonathan Tasiani:

Claro que siempre hay un aguafiestas, en este caso uno de los blogueros gratis total, Jonhatan Tasini, quien pide su parte y, en nombre de todos, las de los demás, gesto que parece haber enfurecido a Ariana, que en el propio diario ha mostrado su desdén hacia ese émulo de Espartaco y ha querido neutralizar las incipientes protestas del resto de autores de blogs: «¡Escribid, escribid, malditos!» podría haber titulado su artículo


El mito del Huffington Post ha durado el tiempo justo para que Ariana se haga multimillonaria a costa de una animosa ristra de remeros que han sido tratados con el látigo de su indiferencia a la hora del reparto de los beneficios que ellos mismos han generado como parte del valor añadido de ese diario digital.
Así que ha aparecido la primera lucha en el mundo de la red, que se euponía un bloque monolítico contra los malos. Que nadie se engañe, en la red hay plutócratas como Arianna Huffington, Tina Brown o Jim Vandehei; en el otro lado están los friquis con, mi admirado, Matt Drudge a la cabeza

Loli Cospedal declara muerta a la élite periodística en TVE




Este rifirrafe entre Loli Cospedal y Ana Pastor es decisivo para entender lo que va a ser el mundo de las noticias políticas en el futuro. Lo que le deja muy claro Loli a Ana es que se acabó la mandanga de disimular que los periodistas son independientes a los partidos, son partes de los partidos y como tal serán tratados. Un buen ejemplo es la propia Ana Pastor, que además de ser la hermana de la direcctora de comunicación de la Comunidad de La Mancha (de ahí el tono de la entrevista), también es la esposa de Antonio García Ferreras jefazo de la Sex(¿c?)ta - que además tiene negocios en TVE-. Vamos, todo muy edificante.


Loli Cospedal, el terror de la prensa
La élite de la que hablábamos arriba, tan bien analizada por Bueno, ya no tiene sentido. No tiene sentido simular que los periodistas son independientes, cuando son meras correas de transmisión de los partidos. No tiene sentido el cuento del aguerrido periodista preguntando en la rueda de prensa, cuando son completamente innecesarias. No tiene sentido la figura del periodista analógico, cuando todas sus técnicas han quedado relegadas con la aparición de las nuevas tecnologías.


El Pp ha puesto en marcha esta estrategia exitosa de no hablar con los medios. Le viene bien, porque tienen muchos menos periodistas en nómina que los socialdemócratas, y los pocos que tienen están locos por pasarse al otro bando. Rajoy ya no contesta a los redactores políticos de los diferentes medios; sólo contesta a la chica jamona del Sálvame, que es lo que ve la gente. Si esta estrategia parate de la cabeza de Loli, es la primera vez que esta chica ha pensado algo con cierto fundamento.

En la prensa socialdemócrata se han puesto de lso nervios con esta técnica, porque controlan los medios  analógicos, pero no los digitales -de aquí viene las leyes Sinde-. Para contrarrestar esta estrategia ya ha aprecido Antón Losada, nacionalista gallego socialdemócrata (Un hombre del régimen, del poder, de la derechona aunque se vista de izquierda. En el pasado hubiese sido uno de esos gallegazos fanáticos del Caudillo. Éste es de lo que toque), que ha montado una  campañita contra las nuevas maneras del Pp en las ruedas de prensa.

Otros, como Carlos Carnicero, ya se han dado cuenta de que la guerra está perdida. Se están pasando a esto de la interné refugiándose en los pocos medios que les quedan y a agunatar...

ECTV el Huffington de Asturias y Velino Tasini


ECTV nace de la idea de Juan Vega, que se nos ha metido en política, un medio influyente pero que parte de una base que es imposible: un proyecto de información ciudadano sin jerarquías y sin ánimo de lucro.


Velino, nuestro Jonathan Tasini de ECTV
Yo fui de los primeros en ver las trazas de ECTV. Siempre mostré mi apoyo al proyecto, pero sin ignorar sus contradicciones internas. Uno de los ingredientes de la expansión de ECTV puede que sea el jugar a la contra de un diario tan poderoso en Asturias como LNE. 


Ha medida que los medios se desarrollan las contradicciones internas, como la que tenemos en ECTV, van generando conflictos. Es interesante ver como Vega enfoca el caso Tasini al hilo de la protesta de uno de nuestros principales remeros: Velino:


Los periodistas ciudadanos y blogueros gratuitos del Huffington Post, que creen que deben recibir dinero por su trabajo gratuíto tras el pelotazo que dio Arianna Huffington tras su venta a AOL, y que han defendido su caso en el tribunal de la opinión pública, han decidido irse a un tribunal de verdad, según relato de Forbes, en lo que sin duda es el primer gran litigio de la historia del periodismo ciudadano.
casualmente, el Huffington, se creó a la vez que ECTV, nuestra página, en la que un colaborador, Velino, viene sugiriendo que hay que conseguir dinero para pagar a los periodistas ciudadanos, por sus colaboraciones, desde hace tiempo, aunque hasta ahora nadie secundó sus propuestas.
Mi postura en esta discusión es aceptar que el medio es lo que es. La única remuneración que puede proporcionar un medio como ECTV, es la posibilidad de crear una marca. Una vez que se haya creado esa marca, hay muchas posibilidades. Cada uno que tire por el camino que más le guste. Personalmente el periodismo espectáculo de Matt Drudge en una palataforma asturiana y española, me fascina. Cada uno es muy libre de elegir su camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario