viernes, 18 de mayo de 2012

Carta abierta a Juan Vega: la vuelta del francotirador



Lanzo esta misiva a Juan Vega en estos momentos, tras la pérdida de las elecciones y su futura salida del gobierno del Principado de Asturias. Han sido graves los encontronazos que este plumilla ha mantenido con el que fuera su editor como consecuencia de la entrada de este último en la política asturiana. Siempre entendí que la ambición política de Vega se llevó por delante un proyecto de periodismo-ciudadano de la importancia de ECTV, lo que provocó un beligerancia crítica por mi parte que Juan Vega, persona más acostumbrada al halago que a la descarnada sinceridad, no fue capaz de encajar. Tanta como fue nuestra sintonía en el mundo bloguerístico y periodístico, así fue nuestro enfrentamiento cuando Vega se paso al campo de la política, al campo del poder.

Pero hoy Vega está de salida del gobierno asturiano y escribe un fabuloso artículo advirtiendo de lo que se nos viene encima:

Amor y odio a Juan Vega. Plena admiración al periodista y activista,
lo contrario al mandatario político

Ahora, y tras haber dejado Asturias sin presupuestos durante casi medio año, las exigencias de Europa y de Madrid se van a abatir sobre los servicios públicos de Asturias de manera implacable, sin que la personalidad política de Cascos pueda hacer frente a la marea, con minúsculas, que el precario e inestable gobierno socialista de Asturias va a dejar pasar con toda la fuerza, mientras los conmilitones de Izquierda Unida se pondrán a llorar con lágrimas de cocodrilo, ante la desgracia ajena, mientras ellos se sientan en los anhelados butacones. ¡Todo un poema!

Es por esto que me vuelvo a reconciliar con el Juan Vega periodista, con el Juan Vega que desde la calle, apeado del coche oficial, pone el punto de mira sobre los problemas de la sociedad asturiana y dispara; como si fuese un francotirador.



Supongo que esta carta abierta desconcertará a muchos de los que en ECTV se proclaman libres; en realidad no lo son, son esclavos. Son un pobre grupo de gentecilla que proclama su libertad individual para ser aceptados en el grupo, para ser siervos acríticos de un grupo y acatar sus imposiciones como si fuesen un dogma de fe, sin hacerse una pregunta.

Yo, como Vega, soy un francotirador. Un tipo que considera que el ser más vil y rastrero del Reino Animal es el Hombre. Yo no recomendaría a nigún individuo de otra especie que acompañase a un ser humano ni a apañar rolex. Irónicamente, al contrario de lo que piensan los pazguatos de la libertad, lo único que salva a los humanos de su desastrosa individualidad es el grupo; de ahí que yo sea un ferviente partidario de La Psoe.

Fdez, como Vega, es un francotirador con el fusil siempre dispuesto.


 Los francotiradores nos movemos en soledad entre los grupos, tapándonos la nariz ante ciertos comportamientos que son un "mal menor" comparado con el desastre que se produciría en esa falsa"libertad" individual, y es esa distancia la que nos permite ver cuando las dinámicas de un determinado grupo lo pueden conducir hacia el desastre. Podemos aceptar normas que horrorizarían a los tontilones que creen en la libertad individual, porque en el fondo suponen un mal del que puede surgir el Bien; y a la vez somos intransigentes con otras derivas grupales que aprentemente son buenas, vistas desde los ojos de esos tontilones libres, pero que en realidad  engendran un mal al que hay que oponerse.

Es por esto que los tontilones nos odian, nos acosan, no nos entienden. No alcanzan por qué seguimos en el grupo, siempre aislados, a nuestro aire, guardando una prudente distancia, levantando un muro de reserva; incapaces de entrar en la dinámica de alegría infantil que impone el grupo y celebrar con ellos, pero defendiendo al grupo cuando ellos están a disgusto.

Fdez con los problemas de la sociedad asturian en el punto de mira.


Es en estos momentos cuando de nuevo pido la vuelta, y conmigo la de Velino, dentro del grupo de comentaristas de ECTV . Porque es en este momento, en el que mi adorada La Psoe ha tomado el mando, hay más peligro para Asturias. Por eso, Vega, te ofrezco mi fusil limpio y dispuesto para disparar periodísticamente a los males que aquejan a la sociedad asturiana.

Autor del texto: Fdez de la Felguera Editor de AptsFelguerinos


Nota: hemos publicado en ECTV, no sabemos lo que durará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario