miércoles, 29 de mayo de 2013

El partido carolingio desguaza un empresón nacional, y la prensa miente justificándolo con chismes de comadres en torno a Aznar y Rajoy

Borja Prado, hijo de Manuel Prado el hombre que llevaba los negocios del Rey, es el títere que finge dirigir Endesa.
En realidad la empresa fue entregada a la italiana Enel, que está en el área central empresarial
carolingia de la banana blue. No les interesa Endesa y la van a desmontar. Prado conservará su puesto.

La polémica entrevista televisada que José María Aznar concedió hace una semana a Antena 3 le puede salir cara al expresidente del Gobierno. Endesa, la compañía eléctrica que le contrató hace dos años como asesor para Latinoamérica, le ha propuesto prescindir de sus servicios al entender que tenerlo en nómina no es beneficioso para sus intereses. La empresa considera que la vinculación con el líder del PP puede tener repercusión en su relación con el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La banana blue industrial, el core de la economía real europea. Es ahí donde se genera y generará toda la actividad industrial del continente.  Como pueden ver es imposible que se genere trabajo en ningún otro sitio. España queda completamente alejada, es una especie de Marruecos norte con jóvenes parados deambulando por sus barrios sin nada que hacer.  La Italia del norte, que posee a Endesa, está en la zona industrial y se carga a la empresa, entregada por nuestros políticos europeistas a sus amos del partido carolingio.

Los italianos de ENEL, que son los que dirigen Endesa desde Roma, optaron por vaciar Endesa para llenar su actividad iberoamericana. Desvestir a un santo para vestir a otro. Sólo que el Santo re-vestido, la actividad en Hispanoamérica, también se ha caído, un 7%, en Hispanoamérica. En principio en Roma pensaron en vender Enersis para mantener su influencia en el sur de Europa. Ahora piensan en mantener Enersis con mayor capacidad de generación de recursos, pero vaciar, que no vender, Endesa, al menos a corto plazo. Y para ello han comenzado una reducción de plantilla que, una vez concluida, seguirá reduciendo la plantilla por goteo.

La entrevista de Aznar, jefe del partido atlantista, fue un aviso a Rajoy en defensa de los intereses
 Usa en la península. La prensa, subvencionada por el gobierno proeuropeista,
cuenta chismes de si Aznar se siente bien o mal, que si su señora, que si el asunto Blesa.
Aznar es un peón de los poderes geoestratégicos norteamericanos.

Endesa no se puede vender, pero sí desguazar. Las inversiones tienden a cero, también en generación. Y la situación ha llegado a un punto en el que ya no se trata de cesar a Borja Prado (en la imagen) o a Andrés Brentan (Ceo), tampoco de filializar Endesa (ya está filializada), de sacarla de bolsa, que es un procedimiento complejo. Pero lo cierto es que ENEL está desguazando Endesa porque Endesa ha dejado de interesarle, salvo como peón en el que jugar en la más que posible reconversión eléctrica europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario