viernes, 10 de mayo de 2013

¡Vente a Alemania, Pepe! 2.0



Se murió don Alfredo El Grande y, a modo de homenaje, Javier Neira –mi añorado Vega le llamaba Javier Neura, muy apropiado- escribe hoy una columna de espíritu landiano, una especie de “¡Vente a Alemania, Pepe!" 2.0 Esfuerzo, se titula la pieza. La cosa va sobre los parados emigrados y desbarra así:

Visto con la mentalidad rural del XIX, que es la imperante entre buena parte de la población -no digamos los rectores: parecen de la generación de Sidrón-, se trata de un fenómeno dramático: la gente mejor preparada se va y aquí quedarán los que no tienen ni siquiera esa opción, los menos cualificados, y después el desierto y la nada, que suele ser aún peor que la ruina.

Pero no. La emigración actual es pura movilidad. Saltan a Dinamarca, en un año o menos a otro país, establecen una extraordinaria trama de relaciones y por la red siguen en permanente contacto con el predio de origen. Y se sobrecualifican. Cuando las condiciones mejoren -aliviar el paro por emigración es un factor en ese sentido- regresarán o permitirán el establecimiento desde donde sea de nuevos ítems positivos para España.

Cómico. Yo podría redactar ahora mismo la columna que hubiese salido del magín del neurótico don Javier si Zapatero hubiese estado al mando de este naufragio. Sí, lector, los argumentos serían exactamente los contrarios: la emigración, un desastre español. Gobierna el PP. Ya se sabe: quien paga, manda.



Estamos a la espera de la clásica entrevista de apoyo del filósofo oficial de la ciudad. Una entrevista teledirigida, con pequeñas frases y monosílabos, de esas que siempre le hace don Javier al Platón de Vetusta, para que se explaye la luminaria dando la razón a lo que escribe don Javier en su columna diaria.

En la redacción de Apts, que somos tan devotos del vetusto filósofo, hace tiempo que echamos de menos la presencia de la Eutaxia Nacional en sus reflexiones. No, querido lector, la eutaxia no es una señora anciana de un pueblo perdido, es un principio filosófico -columna fundamental del tractatus político/platónico/vetustiano- que se define el complicadísimo equilibrio por el que un grupo que está en el poder domina sobre los demás y se mantiene al timón de la nave estatal. En cuanto ese grupo pierde la eutaxia… Adiós y muy buenas, Sr. poder.


Hace tiempo, el pasado día 8 de mayo hizo los tres años, que el PPSOE se dejó la eutaxia abandonada en una gasolinera de Bruselas como esos abuelillos a los que abandonan las familias en los veraneos y puentes de vacacionar. La única que lloró por la pérdida fue la ministra Salgado, a los demás plin. Don Mariano, que estuvo metido en la faena del abandono, se hizo el locanas por un tiempo hasta que pilló el cacho que le tocaba.



El caso es que cuando los nietos empezaron a preguntar por la yaya y a armar jaleo, llamaron a don Javier y al filósofo –para eso les pasan unas rentas- a que les contasen un cuento a los niños. El filósofo no para de demostrar geométricamente la irracionalidad de los berrinches. Ahora, de la eutxia no dice ni Pamplona -con este paro y sin eutaxia-, como si nunca hubiese existido.

Pero lo mejor es lo de esta columna Neirótica de don Javier con esa recomendación a unos jóvenes cuyo país no tiene la soberanía ni proyectos que generen trabajo:”Señá Eutaxia, véngase con nostros pá Alemania” (los pobres no saben que ya está allí)


Fdez de la Felguera, Editor de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario