viernes, 5 de julio de 2013

De Snowden a Philby hay una plataforma por el medio

si la vas a liar parda....




En mayo de 2004, se alistó en las Fuerzas Especiales porque, según dice, quería ir a Irak "a combatir la opresión". Cuatro meses después su experiencia militar se acababa al partirse las dos piernas en un entrenamiento. Parece que en 2008 votó por Obama. En las Primarias republicanas de 2012 dio dinero al candidato ultraliberal (mal llamado 'libertario') Ron Paul. En noviembre pasado no votó ni por Obama ni por Romney, sino por un tercer candidato, presumiblemente el ex gobernador de Nuevo México, Gary Johnson. Snowden se declara decepcionado con Obama.



Después de su frustrada experiencia militar, Snowden fue fichado por la NSA... como guardia jurado, en un edificio del campus de la Universidad de Maryland, en College Park, las afueras de Washington, que aparentemente es una 'tapadera' de esa agencia, según el diario 'Detroit Free Press'En algún momento entre 2005 y 2006, Snowden entró en la CIA. En 2007 está en la Embajada de EEUU en Ginebra como experto en informática, un puesto ideal para un espía como él. Y ahí empieza a decepcionarse. El joven debía de pensar que la agencia de inteligencia estadounidense era la versión anglosajona de las Carmelitas Descalzas, y se quedó alucinado cuando, por ejemplo, vio cómo sus compañeros emborrachaban a un banquero para ofrecerle ayuda (a cambio de información) cuando la policía helvética le detenía por conducir borracho. Snowden pronto empezó a pensar en divulgar secretos.



Pablo Pardo en El Mundo


....búscate antes a alguien que te proteja del águila imperial


Edward Snowden, quizás movido por el democratismo reinante que, unido al populismo del cual va de la mano, ha creído que "el pueblo merece saber la verdad" porque "la verdad está ahí fuera" (Expediente X), ha querido hacerse el héroe y revelar al mundo la "verdad" de los Arcana Imperi estadounidenses. Y eso, por mucha moralina que se aduzca desde el democratismo populista para ponerse de su parte y justificarle (frente al Imperio) le convierte en un traidor a su país. Un país que, causalmente, es el Imperio Realmente Existente todavía, y lo ha demostrado haciendo que sus socios europeos más sumisos (Austria, Francia, Alemania, Portugal, entre otros) hayan parado el avión presidencial de Evo Morales para comprobar si el traidor Snowden iba en él o no. Evo pasó por Rusia, donde está Snowden esperando destino en un aeropuerto moscovita. Todo lo que Estados Unidos quiere es detener a Snowden, llevarlo a su patria y juzgarle (siendo condenado, por supuesto). Y todo país que ampare a Snowden se coloca, formalmente, frente al Imperio. Todo Estado tiene secretos de Estado, y debe tenerlos, y vulnerar esos secretos conlleva traición a la patria. Y si la patria es un Imperio, el traidor solo podrá ampararse en otro Imperio de similares características para poder escapar, o suicidarse. No en vano, Julián Assange está "preso" en la embajada ecuatoriana en Londres, y es probable que acabe saliendo de allí, pero juzgado y condenado también.

Estados Unidos de Norteamérica, líder de la plataforma anglosajona, la dominante a nivel mundial, puede, como se ha comprobado, hacer que naciones sumisas a él paren el avión presidencial de una nación soberana, al igual que pudo tener a Francia de su lado para acabar con Gaddafi o puede poner en aprietos al régimen baasista sirio. Dispone de la tecnología política para ello, pues estamos hablando del Imperio más universalista de los que han existido hasta ahora. Solo Rusia puede poner en aprietos a Estados Unidos teniendo a Snowden en su suelo. El resto de naciones, incluida China, solo puede vociferar o agachar la cabeza. Este siglo XXI seguirá siendo el siglo de las barras y estrellas.

Santiago Armesilla en su güeb


hemos conocido a otros Snowdens....


A finales de 1920, la NKVD planeó infiltrar el sistema de inteligencia británico. El primer paso era contactar a jóvenes estudiantes universitarios británicos brillantes, que estudiaran carreras de ciencias políticas con posibilidades de seguir carreras en el Foreign Office o en agencias de inteligencia. Si los elegidos resultaban ser suficientemente marxistas o antifascistas, podrían ser cuidadosamente cultivados y evaluados. Los jóvenes abiertamente comunistas, pertenecientes al partido Comunista Británico no eran elegibles, en especial porque podían ser fácilmente identificados y porque pertenecían a clases sociales trabajadoras que difícilmente podían ingresar en el alto mundo de la política británica.


El más importante de los espías de Cambridge fue Harold Adrian Russell Philby, conocido como "Kim", por Kimbal O'Hara, el personaje de la novela de Rudyard Kipling. Philby, ha sido descrito como una persona alegre, jovial y un tanto despreocupado por su apariencia personal, pero a la vez como insociable y sutilmente adulador. Fue todo un camaleón que podía aparentar lo que le conviniera de acuerdo a la ocasión. Philby era un espía tan inteligente que podía detectar la diferencia entre desinformación para engañar a los rusos, y secretos que valía la pena tener en cuenta.

en la güeb Exordio

..pero tenían plataformas que los protegían

Lo lógico hubiera sido que le hubieran detenido en ese momento o que le hubieran sometido a una dura vigilancia, pero nada de eso ocurrió. Unos días después, cuando iba con su mujer a una fiesta ofrecida por un miembro de la embajada inglesa, puso un pretexto, se bajó del taxi y desapareció. Tardó meses en aparecer en Moscú, pero los espías ingleses no dudaron desde el primer momento de que se había fugado.

en la güeb el Reservado.es


en las que refugiarse hasta su muerte cuando eran descubiertos.... 




Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario