jueves, 4 de julio de 2013

Juliana descubre las Plataformas Políticas Continentales (PPC)

Enric Juliana, vocero de la burguesía barcelonesa, atisba lo que son las plataformas continentales.
Al Catalanismo-requeté no le interesan


en esta desglobalización los territorios estarán definidos por las Plataformas y sus lenguas imperiales

El Imperio español fue desmoronándose, y hace ahora cien años terminó de desaparecer como tal imperio "realmente existente"¿Perdió con ello España definitivamente su identidad? No me corresponde a mí contestar. Pero si algo de esta identidad permanece tras el naufragio, mayores peligros le acometerán cuando se le pretenda insertar en la nueva identidad que sus políticos quieren a cualquier precio conseguir para ella, a saber, la identidad europea, que cualquier otra. Sobre todo, si esta nueva identidad se lleva a costa del desmembramiento de su unidad. Los intereses objetivos de los Estados hegemónicos de la Unión Europea- que es la Europa del Capitalismo y de la OTAn- tenderán, en principio, a favorecer ese despedazamiento real (aunque no sea nominal) de la unidad de España, para así poder negociar desde las posiciones del león con las eventuales nacionalidades soberanistas futuras (asombrosamente, la "izquierda socialista"suele considerar la inserción de España en la Europa capitalista  como un objetivo central de su "programa de izquierdas") No es fácil, por lo demás, en las condiciones en las que de hecho estamos ya implicados, mantener a España al margen de la unión del Euro. Sólo la "Comunidad hispánica" podría preservar a España de terminar siendo subsumida como un mero componente de la llamada unión Europea, sobre todo en el caso en el que los españoles llegase a alcanzar, durante algunos años, la condición de "consumidores satisfechos", anegados en la alta calidad de vida del nuevo reducto del capitalismo universal.
sobre los restos del viejo imperios se conformarán las nuevas Plataformas Política Continentales (PPC)

Lo que llamamos "Historia del Género humano" puede, en cierto modo, considerarse  como la enumeración de la docena escasa de los grandes Imperios universales ya derrumbados pero cuyos escombros siguen flotando en el océano antropológico como acúmulos de humus sobre los cuales crecen los Imperios presentes, que en su día también se derrumbarán. El Imperio español desapareció hace cien años: pero queda flotando como "Comunidad hispánica", y ésta es ya una alternativa  real al islamismo tercermundista y al protestantismo capitalista. podría significar muy poco, en relación con las "cuestiones que conciernen a la Humanidad", la condición de ser español cuando se toma en sí misma, en absoluto; acaso porque lo importante de  la identidad hispana no reside tanto en un modo de ser, cuanto en un modo de estar, y la identidad hispana confiere a los españoles un modo de estar lo suficientemente distante de las otras alternativas "disponibles" como para poder transformar su condición en una plataforma privilegiada para promover planes y programas dignos de ser llevado adelante.

Gustavo Bueno en España frente a Europa 




sobre las plataformas continentales gobernarán instituciones como el BCE, que impera sobre un conjunto de territorios que no pertenecen
a la misma plataforma continental. Europa no es una plataforma continental política, sólo es geografía

Por plataforma continental se entendería la totalidad sistematizada de teoremas que se ha conformado en un contexto determinante, histórico, que han coadyuvado a cerrar esta totalidad con una identidad sintética sistematizada, una unidad isológica y sinalógica conjugada y una igualdad simétrica y transitiva, objetiva, entendida como una unidad sinalógica reflexivizada. En la plataforma continental, sin negar la pluralidad, se dan a la vez una identidad única –entendiendo aquí identidad desde las coordenadas del materialismo filosófico–, una unidad objetivable y una igualdad respecto a otras plataformas continentales. Esa igualdad entre todas ellas –igualdad que, en absoluto, borra o anega sus diferencias– se puede objetivar a través de una serie de características. Además de todo esto, la plataforma continental, a pesar de que muchos puedan argüir que en algunos casos se traten de plataformas «virtuales», en realidad no lo son, ya que éstas constituyen totalidades sistemáticas además de sistematizadas. Esto es así porque en ellas se hace referencia, aunque sin reducirlas a las mismas, a materialidades primogenéricas (M1){18}; se trata de totalidades limitadas política, cultural, lingüística, religiosa, geográfica e históricamente; se han formado por multiplicidades heterogéneas; están formadas por totalidades sistáticas, a su vez formadas por multiplicidades finitas y heterogéneas; poseen una dimensión de carácter distributivo partiendo de la alternatividad lógica; y su complejidad está determinada por la heterogeneidad de sus partes (a su vez formadas por componentes también heterogéneos) y por la complejidad de sus niveles holóticos. Para terminar con la definición, diremos que la plataforma continental, además de ser una totalidad sistematizada y sistemática, es también una totalidad atributiva, ya que, ya sea de manera sucesiva o simultánea, sus partes sólo pueden constituir un todo si están unidas.

Santiago Armesilla en El Catoblepas

Mesa de redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario