jueves, 24 de octubre de 2013

Veliniana: Pasarela Campoamor


los carbayones se vuelven locos por la pasarela Campoamor; por la pasarela, nada más

No hay otoño en Carbayonia sin Príncipes en el Campoamor. No sé qué haremos si a algún loco le da por proclamar la República. Aunque según las encuestas realizadas por mi servicio demoscópico personal, único e intrasferible, al ovetense de a pie le importan una higa premios y premiados. Aclaro: premios y premiados; pero no la feria de vanidades en que se ha convertido el paseíllo del Campoamor. La plebe, más allá de SS.AA.RR, no conoce a nadie.

¿y aparte de estos, quién desfila?


Y ahora una batalla de las mías: cuando no había premios aún, Chano los pergeñaba muy cerca de mi, y recuerdo que me dijo -yo siempre trabajo con red, Velino- Eso fue allá por el 75/76, por entonces nos manifestamos en Gijón por la Autonomía. Salió de aquellas movilizaciones una semeya en la que yo aparecía en el centro de la movilización con el bolsu colgau al cuello y vigilado estrechamente por la Policia. Aquella foto se hizo Intitucional y hoy preside muchos despachos del más alto nivel.

Caunedo alecciona a la policía - vigilame a Velino, que se entera de todo-

De aquella vigilau por la policía, y ahora también. Me encuentro con Kike Riestra al término de una Veliniana que preparaba en el magín mientras daba un paseo. Él fue el encargado del -¿recuerdan?- caso Mari Luz, aún sin resolver. Era de aquella el jefe de la policía en el occidente andaluz. Luego pasó a Rabat del alto cargo en nuestra embajada en Marruecos, y ahora retorna al llar. Compartió pupitre conmigo de niño en Llamaoscura:
Hostias Velino ¿cómo te va?- me pregunta, siempre amable.
Ya ves Kike aqui matando lo que le queda a uno de vida- más que responder me quejo, que el que no llora no mama.
Venga que tu eres único y lo sabemos en el cuerpo- dice mintras se va con una sonrisa y una palmada de ánimo.

no comment


Me quedo reflexionando sobre eso de la doctrina Parot que está sacando de la cárcel asesinos a mansalva. Una pena. Pero la ley ye la ley compadre. Si lo pregona Estrasburgo y la Corte Suprema Britanica...

colegiata de Teverga donde cantó el apostata


Y vuelven los Premios, que parecen haber estado eternamente ahí. Puede que este en el sarao (ya comentarent, Editor). El pueblo ejemplar es Teverga, allí hace un par de años estuve con mi inseparable Dolors, dando unos recitales en la Casa de Cultura y en la Colegiata, les pareció demasié para un "apostata" que dicen que es quien esto escribe.

Tengo buenos amigos en ese pueblo de gente noble caracterizado por la lucha minera - recuerden HULLASA-. Ahora adormece, únicamente los Príncipes parecen perturbar momentáneamente su sueño

media Asturias acude a Carbayonia -Señores, se abre la pasarela Campoamor-

Carbayonia está a rebosar. Dicen que la noche es propicia para esconder papeles. Se lo intenté preguntar a Jaime Reinares, que fue precisamente eso: el concejal de "los papeles". Bajaba de un deportivo deluxe, creo que uno de sus hijos, en esos aparcamientos solo para autoridades próximos al Campillin. Me dirigía a casa, pero, en cuanto le vi, el instinto periodístico me obligó a intentar sacarle algo al ex concejal.

¡Ay! Reinares
¿Qué tal Jaime?- me lanzo a preguntarle
Bien, muy bien- me dice por compromiso, y me muerdo un “porlo que se en el periódicos no lo parece”
¿Qué dándole lustre a la ciudad?- a ver si con un cebo amable…
Ya ves, toi bien de salud- el viejo zorro, que se las sabe todas, se sale por la tangente.

No quiere entrar en materia cuando inquiero por los "palacios", y se despide diciéndome que lleva mucha prisa. El coche familiar parte raudo, no sea que vuelva a preguntar. Porque declaraciones tan calladinos porque les marcan el ritmo.

el tal Medrano sin el telefonino en la mano


Estoy del tal Medrano -¿usted lo conoce Editor?- hasta las meninges. No para de llamarme a altas horas de la madrugada. Maldita la hora que di el número del telefonino a semejante elemento. Es tan pesado que tuve que amenazarle con llamar a la Policia. Esto ye lo que tienen estos que van de escritores. Escriben poco y venden menos, al final solo les queda hacer el indio.

Saludos a Cliff
(Aquí lo tenemos, en el centro, en su pabellondinvt2 saludando a sus clientes con el vicario)

¡Ah! y saludos al tal Cliff que no le olvido. Unos son asomaos -Pedro de Silva- y otros escondíos. Pero tengo buena memoria. Dizmelo el neurólogo. Tas invitau a un culin estos dias en Uvieu que vienen...ellos.

Avelino Díaz, periodista y cantautor

1 comentario:

  1. Velino, tramposu, en el 75/76 Graciano no pergeñaba nada de la Fundación. Ni se le había pasado por la imaginación. Mira que yes manipulador.

    ResponderEliminar