lunes, 28 de octubre de 2013

Veliniana: Recordar tiempos revueltos

aquel escolín de los 50´s que fue Velino

Fdez, editor hoy en esos paseos borgianos a los que acostumbro me encontré con el personaje más imprevisto. Se llama Historia, y venía a mi encuentro acompañada de un octogenario José Valdés. No el del café, sino aquel "Pepe el marmolista", mi vecino, al que no veía desde hace 60 años, cuando aprendí mis "primeras letras" en el taller donde el cincelaba las lápidas de los republicanos muertos de "franco" en aquel destartalado taller.

Veli, entre Rivi y Triqui en la manifestación republicana. Ahí saldria a su encuentro el pasado


Yo era: su vecino,cuando aquellos ojos verdes inquietos escrutaban los pre Rayas de los niños del tardocincuenta. Un día de estos le mando una semeya del personaje que ahora transita por otra historia la del Fontán y aledaños. Allí venía a mi casa, la parienta Maria Luisa a la sazón, principios del 50 jefa de Sección Femenina en Asturias y amiga de siempre de Doña Carmen Polo la "esposísima" Cuantas cartillas de racionamiento concedieron a los "famélicos" ovetenses Fdez."Aquel paisano de allí ye Pepe el marmolista" me dijo un veterano de aquellos años de Latores-El Caleyu-Y ya me fui directamente a por el personaje de nuestra historia.

el viejo Oviedo en sepia


Así me contó el marmolista cosas de mi padre un excarcelado que penó junto con el hijo de Clarín al que dieron muerto en la cárcel de Oviedo."Puedes presumir de padre represaliado. Él fue el amigo en vida del comunista Fernández Ladreda al que cogieron en Palomar -Ribera de Arriba- y le dieron garrote vil en presidio" me comenta el octogenario con una lucidez espléndida."Él y Ferla" continua, "les cogieron por una foto de guajes en un establecimiento de lenocinio. Eren muy amigos" y Gerardo Iglesias sin sabelo. Me pregunto.

los fugaos, recuerdos de un padre



La historia tan "terca" vino a mi encuentro sin pedirlo, a la memoria de aquél guaje de apenas un lustro de edad que aprendió a leer en LNE en la barberia de Constante un rengo que oficiaba al lau de mi casa. Mientras por el espejo yo veía pasar la vida, camino de la "escuela" desde Bueñu al todopoderoso Jose Manuel Vaquero, que es de mi misma edad. Estaba pasando la Historia y no me enteraba. Repeinau,con un "cabage" de trebillas, camino del triunfo donde ahora se encuentra, ese olimpo perdido y hoy rescatado para la historia por un humilde marmolista de mi infancia de traviesu. Borges, desde el otro lado del azogue me sonrie."Hoy te has pasao pibe. Por primera vez el alumno se acerca, qué digo, supera al maestro ¿Y las chicas?" le digo entre nebulosa que los prefieren con ella larga...la lengua explico. "Pues que se la envainen Che", me dice riendo. "Un un día como hoy, yo daría una noche por pasarla con usted a ritmo de tango". Fdez hoy soy feliz y quiero transmitirle esta alegría a usted con el que comparto. Y...no le haga mucho caso a la Historia: es tan terca.



Avelino Díaz, periodista y cantautor

No hay comentarios:

Publicar un comentario