miércoles, 23 de octubre de 2013

Veliniana: VELINO OVIEDO una producción de AptsFelguerinos

VELINO OVIEDO una producción de AptsFelguerinos


Ya que le veo tan inclinado al séptimo arte, Editor, voy a narrarle una escena feliniana acontecida en Oviedo. Ayer creí verme inmerso en la materia celuloide - al contrario que en la Rosa Púrpura de El Cairo de Woody Allen, yo parecía entrar en el film-  de la película Roma de Fellini. Caminaba cerca del Campillín de vuelta a casa, cuando veo a una veterana coima practicándole trabajos manuales – sí, que lo masturbaba; que se la estaba pelando- a su can. El cuadro sólo lo pudimos contemplar dos atónitos menestrales y este cristiano. No daba crédito. Sórdida, Editor, sórdida es esa zona de la ciudad.


No se lo cuentes a Humpty que sigue sentado en su muro, completamente feliz. Es asiduo de este blog, dice el hombre que tenemos una imaginación de primera. Así que no hay nada que hacer, cree que esto que relatamos es Ciencia-Ficción.

Humpty sentado en lo alto del muro y Cherines abajo dando la tabarra
"Cómo me quito de encima a esta pesada" piensa Humpty


Él está más preocupado por otras cosas: las internas de partido que me cuentas, Fdez, y un lío considerable que ha heredado de Gabino y Mortera en el Fontán. En el despacho se le amontonan las sentencias judiciales para retirar las terrazas de la plaza. Pero como los brazos ejecutores de la ley son los que están metidos en el fregao, ahí siguen las terrazas y que corra la sidra. Me lo contaba con cierta desesperación Juan, compañero de la radio y relacionado con la AAVV del Fontán.

Jerónimooooooooooooo, que lo parendiste todo de Velino


Recostado en las ilegales sillas del Fontán me encuentra Guillermo Zarracina- de los Zarracina de siempre-. El siempre comunista-burgués (aquí, Fdez, son burgueses hasta los comunistas. Qué esto ye el Oviedín del alma, como diría Ávila) y arquitecto me comenta que sale disco de Jerónimo Granda. En buen hora- digo yo. Hago constar que allá en sus años mozos apareció en Cimadevilla de Xixún, dispuesto a aprender guitarra y maracas con esti cristianu. Y no digo más, que luego me dicen que soy un pesao con mis batallitas.

Arturo de Mesa, el paso por la política ovetense dejólu fechu un cromín. Aquí lu tienen, talla big size


Viniendo de un despacho a otro, corriendo, casi echando el bofe, el bueno de Arturo de Mesa. Se para conmigo un minuto y ya en su primera frase sale un lamento entremezclado en despecho. 
-Me entregaron la mota negra, Velino. La política en Oviedo, como en el relato de Stevenson, es un nido de piratas desleales. 



Me han hecho mucho daño, pero ahora me echan de menos. Pregúntaselo a tu amigo Vega- me dice apesadumbrado.Vega siempre tras la tramoya de este partido. Y Arturo con la mota negra, pero el que anda tras tesoros...
-Esto no lo publiques.- me dice de nuevo (como se puede comprobar, somos de fiar)- Pero Vega ye buen trabajador…. -y ya son dos: Cascos y Mesa. Les tiene sorbido el seso.
- ¿Arturo- le pregunto- si Cascos te dice ven....?-se me queda mirando unos segundos. No despega los labios, pero los ojos lo dicen todo


¿Retorna el abogau? Lo que Cascos quiera, que sigue teniendo mucho mando en la Región.

la Rivero, en el centro, que nos quiere y nos aprecia... por eso la orden tajante: plumillas de LNE, ¡a 100 metros de Velino!


Sigo haciendo mi recorrido felliniano por esti Oviedín que entra en esta crisis tremenda de la que no paran de hablar noticieros, güebs y las pocas primeras planas que quedan. Hablando de primeras planas, Fdez, los de La Nueva también reparten motas negras como la que recibió Arturo. Queda dicho a los plumillas que cuidao con nosotros....que tenemos peligru.

Reinares, santu, tá pa pcocos trotes¡Ay! en la que lu metió Gabino

Hoy Ángeles, que nos tiene un cariño..., llena el papel con la declaración de Reinares, que está el hombre pa pocos trotes, imagínate tú si tá pa comese los marrón glassé que desecha Gabino. Emplea tinta la Rivero en relatar el paso por los juzgados de Gelín el gallu, al que quieren cargar una logia masónica como el contubernio de Múnich, en la que están entre otros: Quico el de Cudillero, alguno de los suyos de IU, Orviz in person, y una señora de Murcia. ¡La hostia, Fdez! Supongo que Angelines se acordará de reseñar en el diario la muerte de Redondo, con el que compartí "manifas" en los principios de los setenta, cuando tiraben bales de goma y regaban desde las tanquetas.



Dejo por hoy esta panorámica felliniana del Oviedín nuestro - sí, Fdez, un poco tuy también ye- alegrándome porque a Xuan va a echái una mano la Asociación de la Prensa (algo tenemos que ver ahí). Sigo Camín del Campillín al que Gabino tiene abandonado de la mano de Dios. Claro, él está más ocupado en otros menesteres....

Avelino Díaz, periodista y cantautor


No hay comentarios:

Publicar un comentario