viernes, 8 de noviembre de 2013

Tengo de coger la flor/ y dársela a mi mulata


La pasada semana, durante la entrega de los premios Príncipe de Asturias, entre fondos de gaitas sonaba, solemne, el himno del Principado. En muchos discos hemos advertido que, junto a su título, en los créditos, figuraba la leyenda "popular", o "derechos reservados", entre paréntesis, en el lugar que debía ocupar el nombre de su autor.


Y resulta que, quien lo creó no había nacido en la patria de don Pelayo, sino en Cuba: el mulato Ignacio Piñeiro Martínez (1888-1969), bien cierto que hijo de un emigrante astur, natural de Grado, de nombre Marcelino Rodríguez. El primer apellido de aquél no es el real, sino que lo adoptó para su carrera musical. Fue destacado contrabajista, director del afamado Septeto Nacional de La Habana, quien se especializó en la rumba y el son.

Libertad Digital


Asturias Patria Caribeña
Asturias, Patria Caribeña,
Asturias de mis amores;
¡quién estuviera en Asturias
en todas las ocasiones!



Tengo de subir al árbol,
 tengo de coger la flor,
y dársela a mi mulata
que la ponga en el balcón.


 Que la ponga en el balcón,
que la deje de poner,
tengo de subir al árbol
y la flor he de coger.




Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario