lunes, 18 de noviembre de 2013

Veliniana: Una noche en la ópera

Velino en la ópera. Él, claro, fue de gallinero que es el lugar para estudiantes y entendidos...
Abajo, luciendo, los burgueses de la muy noble y leal Ciudad

Ópera "in the night" en el Teatro Campoamor de Oviedo. Reestrenan Don Pasquale. Fuera del local autos de gama alta, no hay músicas sin coches ni horteras sin transistor. Acuden los melómanos locales y señores con sus mejores galas de Armani y astracán. Participan del encuentro seres conocidos y aspirantes a dejarse conocer. Unas primas de mi padre de la época del Cancán también eran aficionadas al bell canto, empeñaban los colchones para oír a los divos y divas desde el patio alto, llamado popularmente"gallineru". Esos años de la anteguerra, cuando Doña Carmen Polo de las joyas, acompañaba de una pariente mía, ocupaba butaca de abono. Los pobres compositores, como es el caso de Verdi y mío, componemos las más bellas partituras para que vean oigan y juzguen los ricos. Y cuando les viene en gana patean a rabiar. Muchos desconocen esa otra muerte miserable del gran Mozart mezclado en su lecho de muerte con quien si no: pobres. Título beatlemaniano para una noche de no olvidar y debatir después en el entorno de unas "moscovitas" en el Rialto, la cafetería y bar frente al gran coso.


El Vetusto Templo operístico de Carbayonia

Y a la entrada, qué le vamos a hacer, aguardando a su partenaire, Carreño Fuego, portavoz local del PSOE, que está abriéndose camino entre la jet. Ganas me entraron de decirle: "En Oviedo los entendidos de esto siempre ocupan el gallineru". Mas como el vino de la "periferi", opto por la prudencia.Y siguiéndole de cerca, el "gran Vaquero" y señora, ataviados para la ocasión; él de gabardina de sindicalista portugués, de aquellas que portaba Fernando Moran -¿recuerdan?- el ministro de los chistes, y la señora de pieles caras, que es la que debe y quiere lucir entre la Upper Class de Vestusta. La verdad, no veo de Opera al "ciudadano Kane" asturiano, pero torres mas altas veremos caer. Las de Ensidesa siguen enhiestas desafiando la cielo ocre y el Niemeyer.. No sé lo que durarán. "El todo Oviedo" titularía el otro dinosaurio de la pluma, Avila, pero se entretine cortando entradas en su blog,una costumbre que se ha tornado en manía cuando de mi se trata. Esto por medio de Apuntes Felguerinos"Será porque habláis de mi" dice Fausto.

Yel Oviedín de siempre, el Oviedín del Alma...


Escondido entre la multitud que espera impaciente la apertura del local, cercano al sitio que ocupo, distingo al matrimonio formado por mi otra "musa" Cristina Garcia Pumarino -!oh la, la! Qué bella concejala forera de la Ronda Norte- y su marido un abogado de postin:"Sabes que va a pasar con la fusión", me dice. Ya ve Fdez, hablan de fusión como si tal cosa. Y el amiguín suyu, el tal Faes al que despidió el mi vecín Fernando Alonso de su lado, sin enterarse del pacto preelectoral. Fausto, con algo así, los ponía de patitas en la calle. El me enseñó eso también. 

¿Te refieres a lo del PP/Foro?-, pregunto a la Gª-Pumarino.
Te diré. Pues después del duro esfuerzo de la batalla, Cascos regresará limpio del polvo y paja a la casa común que no esta en Rusia como escribió Cebrián, sino en la calle Genova, o mejor, Manuel Pedregal. El será (ya lo es) el que lidere la nueva derecha que se avecina- lo dice cómo el que habla de hechos consumados-
La edil de Foro, que sabe de qué pie cojeo, continúa: "¿Y con Vega?".
Vaya fijacion la tuya querida, la nuestra-, la interrumpo. Pero ella, como el que oye llover, sigue con lo que decía.
Vega se irá al "curruncho" reservado. Respetarán su cabeza, pero no su culo - y se lleva la mano a la boca como las niñas malas que dicen palabrotas- Cascos no perdona. Pero tras la fusión serán cuatro a lo sumo cinco los "cabezas rapadas" y el resto a "tres turnos".¿Y... quién pierde en esto?-me pregunta pícara
No lo sé querida, como siempre los pobres; yo y una señora de Murcia-bromeo
Me invitan a cenar "un dia de estos porque tenemos una cita dentro de media hora". Siguen la tradición de por navidades poner un pobre a su mesa. El pobre, en esta Navidad, seré yo, claro está, que hago un pobre entretenido. ¡Ay, Berlanga!


La fría noche cae sobre la heroica Ciudad. Se promete un blanco amanecer...

Noche gélida de ópera. Los ilustres "puritanos", acaso, tengan un aparte para leer mis Velinianas, mientras paladean sus "moscovitas"-bombones de exportacion- del Rialto.Yo, más pobre que Don Giovanni, vuelvo a esa celda/habitación que ocupo, la que es mi hogar. En ella recuerdo los sostenidos y bemoles que escribiese Donizetti. Esta fue una noche inolvidable en la Opera de Oviedo.


Avelino Díaz, periodista y cantautor

2 comentarios:

  1. Varios errores seguidos Velino.

    1. Lo de “los entendidos del gallineru”, es un tópico más al uso pero, nada más falso. Y te lo dice unu con más de 40 años de abonu en gallineru …
    2. La “cagada” de la pretendida filtración sobre el sucesor del “chorizu” de Fade.

    Y por ello, tu credibilidad sobre “el futuro de Cascos”, no dejará de ser otra elucubración calenturienta tuya …

    Creo que tu futuro está en la guitarra … Deja que los periodistas de verdad hagan libremente su trabajo.

    Un abrazu, porque en el fondo, te aprecio – me solidarizo con los perdedores … -

    ResponderEliminar
  2. Me veo en la obligación de salir en defensa de mi colaborador, Sr. Cabrero. No me meteré en asuntos de gallineros, pero sí en los periodísticos. La "cagada" que Vd critica a Velino no es tal. Veli hace un análisis de fondo y, si lee con atención, deja abiertas dos posibilidades. Lo que defiende Velino es lo siguiente: 1- la toma activa de Moriyón en la búsqueda de anclajes de poder para optar a la sucesión de Cascos 2- El intento de colocar a Fdez-Escandón en la presidencia de la FADE y 3-, de no consegurilo, colocarlo ne la Cámar de comercio de Gijón. Yo, como Editor de Apts, respaldo completamente tal información.

    ¡Ah! Si hablamos de cagadas, esos periodistas de "verdad" de los que Vd habla, no han llenado pocas veces de excrementos sus notas y diarios...

    ResponderEliminar