lunes, 14 de julio de 2014

Herzlichen glückwunsch, fräuleins



La final la ganó el mejor. Alemania ha sido superlativamente mejor que todos. Sólo fallo en la final. Gran fracaso de Löw en el último lance. La lesión de Khedira les descompuso, le ofuscó hasta el punto de cometer graves errores.
Julián Ruiz 

Margaritas alemanas

Porque es de advertir que si bien en Alemania tienen las damas costumbres bastante arregladas, más por el respeto que se deben a sí mismas y por orgullo de raza que por escrúpulos de conciencia, todavía las mujeres de la plebe, careciendo, por fortuna, del mencionado orgullo y no creyendo que sea muy terrible pecado la fornicación, lo cometen todas con la mayor sencillez y naturalidad imaginables, y asimismo reciben muy naturalmente el dinero o los regalillos que uno les da, si uno es más rico que ellas, para lo cual se necesita poco. En cualquiera de estas ciudades está uno seguro de ser bien recibido de la primera bonita muchacha que se encuentre en la calle y a quien dirija la palabra, convidándola a cenar o echándola un requiebro. Las chicas, por lo general, viven con sus padres, y para no dar escándalo en su casa viene a la de uno, o de cualquier bodegoncillo o coche de alquiler hacen templo de cupido. Estas Margaritas no tienen ya mal espíritu que les atormente en la iglesia , ni hermano Valentín al que tenga uno que despachar al otro mundo con ayuda del diablo.

de pués de la victoria, y en cellam vinariam


Anoche, Florentino Sanz y yo hicimos de Fausto y Mefistófeles con dos modistillas muy guapas, y nos regocijamos en grande  en una taberna, donde todo el gasto de vino del Rin y comida no pasó de un duro de nuestra moneda. Allí las introdujimos en la cámera del vino, in cellan vinariam, y el nardo dio su olor. ¡Ojalá que orégano sea y no alcarabea!

y el nardo dio su olor...


Esto, en otro país, se debería considerar una prueba  de la mayor corrupción; pero aquí se hace con una buena fe y una inocencia tan grandes, que el moralista más rígido no tendría por qué fruncir el ceño si lo considerase atentamente. Todas estas muchachas se casan luego con artesanos honrados, y son tan excelentes y ejemplares madres de afmilia como la que Schiller describe en sus admiarbles versos de La campana. Yo entiendo que esta nación es pagana aún y que nunca fue cristianizada perfectamente. Así me explico lo de las modistillas y otras mil cosas harto difíciels de explicar por otro medio. <<El cristianismo -dicen los modernos filósofos alemanes- les diabolizó la Naturaleza que ellos habían divinizado>>; pero el caso es que en la rica imaginación de esta gente y en sus apasionados corazones siempre tuvo la Naturaleza mucho de sobrenatural y divino, y las pasiones algo de fatal y de santo, en cosonancia con ella. ¿ No ha dicho el mismo Lutero, a pesar de ser un refoemador y un teólogo, que el que no ama a las mujeres, el vino y la música es un mentecato toda su vida?

Juan Valera

Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario