lunes, 15 de diciembre de 2014

La morada griega del emperador



Repasando un libro de historia de la filosofía de mis años de instituto (“Historia de la Filosofía” de Alberto Hidalgo, Carlos Iglesias, Ricardo Sánchez Ortiz) casi por inercia he revisado la sección del mismo dedicada al pensamiento griego, con deseos de refrescar los conceptos de esa época clave. Sólo momentos después me he planteado la pregunta sobre la recurrencia del interés por esta época y sus protagonistas. Reflexionando un poco sobre ello, es obvio que las circunstancias de la época clásica griega son estudiadas debido a que se trata de un imperio vencedor cuya estructura militar, política, económica y social se impuso a la de sus adversarios en aquel momento, la Historia está escrita por los vencedores y así queda para el estudio de las generaciones posteriores.



Abundando más sobre ello, posee la Grecia clásica, sin embargo, más peculiaridades que no pueden aparejar a otros imperios vencedores de la antigüedad (por poner un ejemplo: el pueblo Mongol del siglo XIII). Por supuesto tomado el análisis desde el punto de referencia en el que nos encontramos, esto es, un país occidental y católico. Y, sin querer extenderme a un tema que podría dar para toneladas de páginas, creo que más que un imperio triunfador en su época, en la que impuso sus parámetros, al imperio griego lo podemos considerar un imperio triunfante. Triunfo actual que podemos comprobar a nuestro alrededor a poco que lo analicemos con algo de detenimiento. Tomando al presente jefe del vigente imperio dominador (el imperio useño), podemos apreciar en sus palabras los ecos del tiempo de Pericles y sus coetáneos. Resuenan sin cesar en sus alocuciones y discursos los conceptos de ley (el famoso “nomos” griego), diálogo (logos, dialéctica) o el de, ya si necesidad de traducción, democracia.



Añadiendo un detalle más, que puede parecer insignificante, podemos observar que este jefe, nuestro emperador contemporáneo, está viviendo, a mi modo de ver, en una casa al estilo griego, y su lugar de residencia bien podría parecer el templo dedicado a un dios heleno, tal como fue el de Academo, a la sombra del cual Platón erigió su academia.




Y para terminar esta breve nota, no me gustaría dejar de destacar la perspectiva que de este mínima reflexión se puede obtener con respecto a los actuales imperios. Es el actual imperio norteamericano un gigante al que muchas informaciones y estadísticas definen como transitando hacia el ocaso, y para su relevo todo el mundo mira hacia el oriente, a China. El análisis anterior nos sirve para observar que este nuevo imperio y su nuevo emperador ya no hablarán sobre conceptos tan conocidos por nosotros, sus nuevos conceptos tendrán, además, difícil traducción en nuestros idiomas. Un ejemplo de ello es la calificación de su gobierno como República Popular (¿una república no incluye por definición al pueblo? ¿no es un contrasentido destacar de una república que incluya al pueblo?¿destacar esta característica de “popular” no confunde más que aclara?).



Este imperio parece que se impone sin necesidad de apelar al conflicto bélico, como sí ocurrió con los sucesivos imperios de occidente (las guerras mundiales del siglo XX dieron carta de bautismo al nuevo imperio americano). El nuevo emperador no tendrá un palacio de estilo griego, eso seguro, y mucho me temo que nuestra adaptación no se solucionará con un estudio apresurado de la lengua china.

El Maestro Yi, colaborador de AptsFelguerinos

Trevijano y la modernidad



Recomienda Santiago Armesilla en su muro leer un artículo sobre la acción de las redes sociales en la campaña Podemos. Leído. En resumen: Podemos es el partido más "moderno" en técnicas electorales interneteras, conocen la red y son los que mejor partido le sacan. El artículo deja la idea de que Podemos es la "nueva democracia", la "modernidad 2.0", a la que los viejos partidos se deben plegar si quieren sobrevivir en el siglo XXI. Uno de los expertos hace la siguiente comparación: " Como ejemplo, alude a la campaña que aupó a Barack Obama a la presidencia de EEUU y en la que dedicó a las redes sociales un escaso 4% de toda su inversión, consiguiendo multiplicar la rentabilidad de manera asombrosa y convirtiéndose en el adalid de la nueva comunicación política en la era digital." Hombre, ya sabemos que Podemos iba de todo eso, que era la versión española de "Yes we can". Pero la comparación es interesante porque creo que cae en algo muy español: la "modernidad" como concepto borroso. Hay una anécdota muy graciosa de Antonio Gª Trevijano en un programa de La Clave allá por los 90´s que ilustar esto que digo. Trevijano estaba analizando una entrevista que Juan Luis Cebrián le había hecho a Felipe González en El País con motivo del décimo aniversario de su gobierno -que también era el tema del programa La Clave en el que participaba Trevijano, "Los diez de Felipe" se titulaba-, y decía Trevijano: "Habla de introducir definitivamente a España en la modernidad. Cuando el sr. González habla de "modernidad", uno no sabe muy bien de qué está hablando..., si de traer aparatos modernos: aparatos de fax, impresoras.." En ese momento rompían a reír el resto de contertulios. Esa idea de "modernidad" está instalada en España desde el felipismo: el cachivachismo. Nos parecemos a aquellos indios fascinados por espejuelos y cuentas de vidrio que se encontraron a la llegada a América los conquistadores. La comparación de Podemos con Obama, que se presenta como ejemplo de modernidad, me parece desacertada. Obama es un político viejo rodeados de cachivaches de última generación que se está viendo derrotado por las instituciones del nuevo Imperio del Centro y por Putin, político que sigue la línea clásica bismarckiana de entender la política como un "arte" en el sentido beta operatorio. La prensa cae fascinada ante los reflejos de los espejuelos modernos que ocultas, como bien nos señalaba Armesilla en otro artículo de su muro, un ideología política más vieja que la tos.


Fdez de la Felguera, editor de AptsFelguerinos (en su muro de Feisbuk)


Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

lunes, 8 de diciembre de 2014

MaqApts: Velino y la división de la izquierda

Pasear por el parque viejo de La Felguera y que suene el telefonino... Sí, al otro lado está Veli

Cuando Veli llama al móvil siempre lo hace a la itálica manera; es decir, llama al telefonino, que es como definen al aparato en la tierra de Petrarca. Velino es muy transalpino. 
Suena el telefonino mientras estoy dando un paseo por el parque viejo de La Felguera, que lleva el nombre de doña Dolores F. Duro, nieta del oligarca local, y veo que se dibuja el nombre de Veli en el display. Me temo lo peor:
-¡Dos meses, Fdez! ¡Dos meses me debe Gustavín! Así se aprovechan del menesteroso- Yo no sé por qué razón, Veli, siempre que se tiene que quejar a alguien, se queja al que esto escribe.
-Estaba cantao que ahí ibas a acabar trabajando para el inglés.
A Veli lo contrataron en el nuevo invento televisivo de Gustavín, Rodolfo Sánchez e Ismael Rey. Pusieron en marcha una televisión local cuyo fundamento serían los programas televisivos de tema filosófico de la Fundación Gustavo Bueno. Pero como en el espectro televisivo hay mucha parrilla televisiva que rellenar, era necesaria la difusión de otros programas que se saliesen del ámbito filosófico. Uno de ellos fueron Las crónicas partitocráticas de Velino (el nombre es made in Gustavín), que pretendían ser una réplica televisiva de las Velinianas que tanto triunfaron triunfaron en este blog. Cuando Veli me contó el proyecto ya me olí el fracaso; es muy difícil trasladar lo que hacíamos en Apts al ámbito televisivo, tal vez una serie de programa radiofónicos en podcast fuese un medio que diese más juego (en ello estamos en Apts).

Las crónicas partitocráticas de Veli duraron un suspiro

-Pa´l inglés no, Fdez ¡Pa Gustavín, Fdez! ¡Pa Gustavín!
-Es lo mismo Veli.
-Y encima censurau. Porque no sé si sabes que me han censurao la entrevista que tenía con estos chavales de Podemos.
-Lo sé, sigo tu blog. Aunque en él apenas hagas referencia de quien te aupó al mundo de la blogosfera asturiana. ¡Qué desagradeciu yes compañeru!
Lo cierto es que Velino se pasó con el tema de Podemos. Desde que pilló cacho telvisivo no paró de dar cancha al nuevo partido. Tenga en cuenta, querido lector, que tras el invento de Oviedo10 hay un consistorio, el de Oviedo, en el que gobierna el PP. Puede que el PP ovetense sea de la misma opinión que el consejero áulico nacional de los conservadores, el mago malagueño de las encuestas, y vean en Podemos el seguro para quebrar internamente a la base del electorado de las izquierdas. Pero todo tiene un límite, y Velino lo superó con creces: les compuso una canción, les puso en bandeja la primera entrevista del programa, y quería hacerles una segunda, que fue censurada.


Tal vez en el PP de Oviedo siguiesen al principio el juego de Arriola y no les importase que Velino promocionase a Podemos. Pero desde el desastroso mes de octubre, todas las baronías del PP creen que el asunto Podemos, el jueguecito electoral del brujo Arriola, se le ha ido de las manos al gran estratega de Génova 13. Yo creo que no. Creo que Arriola va a acertar y Podemos no acabará pasando la factura que algunos auguran al PP. Pepe Gª Domínguez, que además de un arrogante es el mejor columnista de la derecha, también es de la opinión en un reciente artículo (Libertad Digital: Podemos y el mito de la corrupción) de que en el fondo, las patadas que se quieren dar a Rajoy y a la derecha, acaban impactando en el culo de Pedro Sánchez y la Psoe. Una buena muestra de ello es el propio Velino que ha pasado de ser un fiel del socialismo a subirse al barco de Podemos. Pero el cambio no sería tanto por interés u oportunismo (bueno, algo también puede haber...), sino por lo que antes explicaba Gª Domínguez en su artículo: la izquierda tradiconal española se ha dividio y se ha alejado. Por un lado están los que han disfrutado de la gran bienestar que se fraguó al calor del crédito de los años 80´s y 90´s del S XX, una especie de aristocracia de izquierdas; por el otro lado están las nuevas generaciones que se incorporan al mundo laboral, y que ven desoladas como nunca podrán disfrutar del bienestar del que han gozado sus mayores, a pesar de haberse comportado como niños buenos haciendo todo lo que les dicen sus mayores. Aquí tenemos la división. Podemos es un partido -no tanto de jóvenes, son bastante veteranos- que ha visto con perspicacia esta división y ha sabido entender que podían recoger el fruto electoral del precariado. Habría cosas que objetar si entramos en el detalle de Podemos, pero en rasgos muy generales es así.

Veli, más preocupado que nunca por los temas sociales. Hay una división en la izquierda


Si repasamos el blog de Velino, últimamente todos sus temas inciden en la precariedad social y la pobreza. Hay gente en su muro de facebook que dice que no es para tanto, pero sí que lo es para una parte de la población. Hay una gran división dentro de la izquierda que en Asturias se acentúa más, porque aquí la Psoe cumple el rol de partido de derechas con la práctica desaparición del PP. Podemos ya es el otro gran polo político que arrasa al resto de las formaciones como Foro y UPyD. Sí hay una división. Por eso, cuando en la conversación que mantenía con Veli le hice el reproche de que no me daba bola en su hoja volandera me respondió destempladamente:
-Mira, Fdez, mi blog no está para hacerte propaganda, sino para denunciar la pobreza e injusticia. ¡Fdez, tú también eres casta!

Fdez de la Felguera, editor de AptsFelguerinos

jueves, 4 de diciembre de 2014

MasqApts: de la guerra económica: el petróleo como arma



Dialéctica de clases/dialéctica de Estados consecuencias y conjugaciones: Desde que Putin decidió poner freno a la política expansiva de USA/UE en Ucrania, ha comenzado una guerra comercial formidable. USA está defendiéndose con uñas y dientes de las potencias BRIC que pretenden acabar con el dólar como moneda de reserva mundial. El gran enemigo, de momento, es Rusia. Putin ha fundado su régimen autocrático nacionalista sobre la exportación de materias primas, equilibrando y moderando la lucha interna de clases en el país gracias a las ganancias que obtenía de la venta de los hidrocarburos. La respuesta de USA consiste en pasar de ser un consumidor de hidrocarburos, a ser "autosuficiente" -cuando no pequeño exportador a países del entorno asiático- mediante la extracción de hidrocarburos no convencionales usando la técnica del fracking. A esta nueva posición de USA en el mundo energético, sumamos el pacto con su peón en el oriente medio, Arabia Saudí, para aumentar la extracción de crudo y desplomar los precios en el mercado internacional perjudicando a potencias como Rusia y Venezuela. Una dialéctica de Estados, guerra económica -no deja de ser política-, que tiene sus repercusiones internas en la dialécticas de clases dentro de los respectivos Estados. A Putin lo apoyan los jóvenes, los funcionarios, y los viejos pensionistas nacidos en la URSS. Hasta ahora le había ido bien con ese apoyo social más el pacto con los oligarcas de época de Yeltsin, eso sí, pacto que funcionaba si las aspiraciones de los oligarcas se ceñían al interés exclusivamente económico olvidándose de cualquier participación política. En una artículo de James Petras que colgaba aquí el otros día, señalaba las debilidades de Putin: la confianza en los oligarcas fue un error, porque aunque no tengan aspiraciones formales a ingresar en el mundo político, de facto, influyen, ya que tienen muchísimos intereses en occidente, los oligarcas, al poner sus huevos en la City londinense y Nueva York, son presas fáciles de la presión de occidente cuando amenaza sus fortunas y trasladan esa presión al interior de Rusia intentando influir en las políticas nacionales hacia occidente;las políticas en las que sólo se fomenta la extracción de recursos naturales son otro talón de aquiles, mayor aún si tenemos en cuenta que muchas empresas pertenecen a los oligarcas que están siendo amenazados por occidente con quebrarlos económicamente, quiebras que se resolverían con el despido de trabajadores de sus industrias extractivas y con fugas de capitales de aquellos que se hayan salvado; Putin, que es con diferencia el mejor político actual, fue un ingenuo al comienzo de sus mandatos buscando un pacto con occidente y alejándose de China por un recelo compresible: no ser un peón del gigante asiático, al final no le ha quedado más remedio que acercarse a China ante la rapacidad occidental. De momento parece que la nueva estrategia de USA está teniendo resultado y Rusia se está resintiendo económicamente: devaluación del rublo y fuga de capitales. Aunque esta precariedad económica no se ha trasladado todavía a base social rusa sobre la que se sostiene el régimen. ¿Habrá contraataque de Putin? ¿Tiene fuerza el oso ruso para utilizar en su provecho las contradicciones internas de los USA, que las hay, manipulando en su favor el eterno conflicto racial del viejo sur useño y la situación explosiva de México, que es otro reservorio de materias primas que controla USA? Ver, veremos.....

Fdez de la Felguera, Editor de AptsFelguerinos (escrito en su muro de feisbuk)






El Mundo: El gran ganador de la 'guerra del petróleo'

Ayer comentaba en feisbuk el artículo que habían escrito en El Confidencial sobre esta guerra (ver arriba) de los hidrocarburos y su vinculación al dólar. Un imperio como los Usa necesita energía barata y vinculada a su máquina de imprimir billetes, con la que domina el mundo (ya tocamos el tema alguna otra vez: El fin de los papelines verdes). Hoy tenemos otro par de artículos en El Mundo que van en la misma dirección: el primero (y el mejor) lo firma Pablo Pardo (arriba); un artículo que resume lo ya dicho sobre el juego de subidas y bajadas del petróleo. El juego no es nuevo, se jugó en 1986:

Es un juego que recuerda a uno de los últimos episodios de la Guerra Fría. Fue en 1986, cuando Arabia Saudí, cansada de que su archirrival en el control del mundo musulmán, Irán, bombease todo el petróleo que quería, decidió aumentar la producción por su cuenta. El barril se desplomó. Los ingresos por exportación de crudo de la Unión Soviética se hundieron, lo mismo que los de otros países que violaban sistemáticamente las cuotas de producción de la OPEP, como Venezuela. Dos años después, Irán pedía la paz en su guerra con Irak, y cinco años después del desplome de precios la Unión Soviética dejaba de existir.
Pero el desplome del crudo también tuvo otras consecuencias. En julio de 1990, el dictador de Irak, Sadam Husein, se reunió con la embajadora de EEUU en Bagdad, April Glapsie, para quejarse de los bajos precios. Glapsie le respondió: "Mucha gente en EEUU estaría contenta si el barril subiera". Una semana después, Irak ocupaba Kuwait. Entretanto, la propia economía saudí se había colapsado de tal manera que los llamamientos a la pureza islámica de los integristas -entre ellos, un joven combatiente en Afganistán llamado Osama bin Laden- tenían vez más eco.
Un año antes, en 1989, la economía de Venezuela se había colapsado por la caída de los ingresos petroleros. La gente se echó a la calle y hubo cientos de muertos. En febrero de 1992, un teniente coronel llamado Hugo Chávez intentaba dar un golpe de Estado.

Pero la traca viene al final del artículo. Arabia Saudí tiene tal cúmulo de reservas en dólares que no se puede permitir el lujo que la moneda americana se hunda:

Las principales víctimas de esta bajada del precio del petróleo parecen ser las mismas que hace casi treinta años. Con una excepción: Arabia Saudí y sus aliados del Golfo. En 1998, cuando el barril cayó a 10 dólares, Arabia Saudí tenía 22.000 millones de dólares en reservas de divisas. Hoy tiene 850.000. Teóricamente, ese país, y sus vecinos, pueden afrontar la situación que ellos mismos han creado.

el segundo artículo muestra el efecto de esta guerra económica en el interior de Venezuela, que es junto a Rusia otro de los grandes perdedores de este juego geoestratégico de las materias primas.



El Mundo: Sube el 'dólar negro', cae el petróleo

Mesa de Redacción de AptsFelguerinos