lunes, 15 de diciembre de 2014

Trevijano y la modernidad



Recomienda Santiago Armesilla en su muro leer un artículo sobre la acción de las redes sociales en la campaña Podemos. Leído. En resumen: Podemos es el partido más "moderno" en técnicas electorales interneteras, conocen la red y son los que mejor partido le sacan. El artículo deja la idea de que Podemos es la "nueva democracia", la "modernidad 2.0", a la que los viejos partidos se deben plegar si quieren sobrevivir en el siglo XXI. Uno de los expertos hace la siguiente comparación: " Como ejemplo, alude a la campaña que aupó a Barack Obama a la presidencia de EEUU y en la que dedicó a las redes sociales un escaso 4% de toda su inversión, consiguiendo multiplicar la rentabilidad de manera asombrosa y convirtiéndose en el adalid de la nueva comunicación política en la era digital." Hombre, ya sabemos que Podemos iba de todo eso, que era la versión española de "Yes we can". Pero la comparación es interesante porque creo que cae en algo muy español: la "modernidad" como concepto borroso. Hay una anécdota muy graciosa de Antonio Gª Trevijano en un programa de La Clave allá por los 90´s que ilustar esto que digo. Trevijano estaba analizando una entrevista que Juan Luis Cebrián le había hecho a Felipe González en El País con motivo del décimo aniversario de su gobierno -que también era el tema del programa La Clave en el que participaba Trevijano, "Los diez de Felipe" se titulaba-, y decía Trevijano: "Habla de introducir definitivamente a España en la modernidad. Cuando el sr. González habla de "modernidad", uno no sabe muy bien de qué está hablando..., si de traer aparatos modernos: aparatos de fax, impresoras.." En ese momento rompían a reír el resto de contertulios. Esa idea de "modernidad" está instalada en España desde el felipismo: el cachivachismo. Nos parecemos a aquellos indios fascinados por espejuelos y cuentas de vidrio que se encontraron a la llegada a América los conquistadores. La comparación de Podemos con Obama, que se presenta como ejemplo de modernidad, me parece desacertada. Obama es un político viejo rodeados de cachivaches de última generación que se está viendo derrotado por las instituciones del nuevo Imperio del Centro y por Putin, político que sigue la línea clásica bismarckiana de entender la política como un "arte" en el sentido beta operatorio. La prensa cae fascinada ante los reflejos de los espejuelos modernos que ocultas, como bien nos señalaba Armesilla en otro artículo de su muro, un ideología política más vieja que la tos.


Fdez de la Felguera, editor de AptsFelguerinos (en su muro de Feisbuk)


Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario