jueves, 12 de febrero de 2015

Contracrónica: Horror, las hordas podemitas

Las hermosas hordas podemitas asustan al imperio bipartidista


-Vengo con la lengua fuera. Pablo, un café rápido y me piro, finu.

Así entro en la Tasca de Frasco, debajo de casa, primer café de la mañana. Cómo está la cosa de caliente. Cascos se nos jubila. Madrid estalla. En Oviedo los de la FSA desolados por las consejerías, llorando, unas encuestas internas que son de pánico. Las hordas podemitas están en los arrabales. La Roma socialdemócrata a punto de caer.

-Pasó Volterra antes por aquí. Dijo que tenía un reunión urgente en Oviedo. Iba azotau, macho

-Cómo no iba a ir Pablín, con la que tá cayendo.

Hoy Esther Palomera hace un análisis de la que lió el constipao en Madrid: guerra civil en la socialdemocracia ibérica. Pero Domingo Baluffo, periodista, sevillano, socialdemócrata, me dice que nones. "El telefonino, simpre el telefonino como fuente de información Fdez", enseñanza de Velino. “La jugada del SG la sabían los principales barones regionales. Y dieron el OK. Punto”, me dice el periodista sevillano. “Aquello era un mamoneo, orden y mano dura”, remata. Baluffo conoce bien el paño hispalense. “Vamos, que Palomera oye campanas y no sabe dónde”, pregunto. Baluffo pide prudencia, “espera, Felguerinos (que se está convirtiendo en mi nombre de guerra), esto es una partida de ajedrez, un juego d eposiciones. Hablamos tras el 22 de Marzo.” No sé a qué carta quedarme con lo que publica Palomera. Estas cosas funcionan así, en el periodismo hay más humo negro que en una carrera de camiones. Lo que me mosquea del artículo de Palomera es que literaturiza -poemita de Rubén Darío y todo-, eso casi siempre es señal de que no se tienen los pelos de la burra en la mano.

los últimos legionarios dispuestos a defender los pendones imperiales de la partitocracia


Y en Asturias Cascos deja tirados a sus fieles. Son 67 años, se acerca a septuegenario. Ya no hay ganas de andar peleándose, fatigándose en el barro de les caleyes. Ahí está Vega, el último romano aguantando el estandarte de lo que se vendió como el partido regeneracionista de la derecha asturiana, y está acabando en casi nada. “No lo habéis apreciado nunca, Fdez. No le habéis hecho justicia”, me dice Vega en un intercambio de mensajes que se había interrumpido hace meses. “Os vais a arrepentir de no haber valorado a un político de su talla, dispuesto a sacrificarse por Asturias, insiste el buen vasallo loando al señor. Yo le apunto a Vega que tal vez el motivo de la espantada sea que hay encuestas internas, de esas que meten miedo, y que quiere dejar que otro se de el panzazo electoral. “¿Ves?, ¿ves que pijaditas? Cascos es un líder que está dispuesto a sacrificarse, a dejar la poltrona, con tal de defender el proyecto de FAC, defiende inasequible al desaliento Vega. Trato de tragarme estas cosas; pero, cómo cuesta, estas píldoras no pasan ni bebiendo una garrafa de dos litros.


En Oviedo el horror. Me entero por la calle.

-El castrón de Volterra anda escondíu, no da la cara. Están todos en la FSA tembalndo de miedo porque llegan las hordas podemitas- me dice un parroquinao de El Gaucho.

-Pues si no es hoy, mañana fijo tiene que pasar por la oficina.- Respondo refiriéndome a la barra de nuestra sidrería favorita- Están acojonaos.

Guiño un ojo a mi interlocutor y me largo a toda velocidad, qué ganas tengo de pillar a Volte...


Fdez de la Felguera(Felgeurinos), editor de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario