miércoles, 16 de septiembre de 2015

Narciso y el balón



En el notable film Hondo, que dirigió el genial John Ford en su mayor parte, hay un diálogo absolutamente magistral entre John Wayne y el jefe de los Apaches. El "duque" es medio indio y el apache le pide que mienta a la caballería americana. John Wayne le contesta que eso es imposible, que jamás mentirá. El jefe apache, en ese momento, se dirige a la novia de Wayne y le dice que "tiene usted un gran hombre". La novia, sorprendida por el comportamiento del apache, le pregunta al "duque" y John Wayne recalca que los apaches odian a los mentirosos.

El otro día, Rafael Benítez hizo de John Wayne y dijo la verdad implícita de que Ronaldo no le parece el mejor jugador del mundo. Era como el "duque" blanco en esta ocasión, que no quería mentir, aunque fuera piadoso. Messi es el mejor jugador del mundo. Y punto. Amén de que a Wayne Benítez no le gusta jamás desfilar a su equipos con la típica feria de vanidades. Prefiere la solidez de un conjunto.



Que Ronaldo y sus babosos sigan diciendo que es el mejor del mundo. Por mucho que incremente su cuenta personal de gol-idolatría jamás será Di Stéfano ni siquiera Rául, que batían records, pero siempre pensaban en el equipo.

Este chico de Madeira, mal educado intelectualmente, sólo piensa en su egometría. Y no hay que irse lejos con su números. Mientras él bate récords personales, el Madrid ha dejado de ganar más títulos que nunca. Este Narciso es como el de Caravaggio, que utiliza el espejo del agua. Y Narciso Ronaldo no es el mejor jugador del mundo. Lo siento. Me gusta John Ford.


Julián Ruíz















Mesa de redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario