jueves, 22 de octubre de 2015

¿El cianuro? Con leche, por favor


Barcelona vivió ayer escenas milanesas de los años noventa. Detención del administrador del principal partido de gobierno y de un alto responsable de la gestión de infraestructuras. Detenidos también varios gerentes de empresas concesionarias de obra pública. La Guardia Civil custodiando de manera ostentosa la sede del partido que lidera la campaña por la independencia de Catalunya, sometida a exhaustivo registro.

Las elecciones catalanas del 27 de septiembre, de las que pronto se cumplirá un mes, han dejado una estela tormentosa. Una Catalunya dividida, aunque no quebrada. Un resultado importante y hermenéutico. Una mayoría parlamentaria muy difícil de manejar. Una izquierda antagonista con poder de veto. Un partido en ascenso ciudadano que puede convertirse en la nueva bisagra española. Una investidura muy difícil de pactar. Una posible repetición de elecciones en marzo del 2016. Y una cápsula de cianuro entre los dientes de Artur Mas. 
Va a haber presión para que esa cápsula se rompa antes del día 9 de enero, fecha límite para la investidura del presidente de la Generalitat. El propio Mas podría acabar cerrando con fuerza los dientes, para salvar lo que pueda ser salvado del mayor partido político catalán desde 1980. Si tal circunstancia se produjese, la candidata de relevo sería Neus Munté, vicepresidenta y portavoz del Govern de la Generalitat.

Enric Juliana



Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario