jueves, 22 de octubre de 2015

Pero, ¿dónde está el tatuaje?

Reyes republicanos ya han existido...

El francés Jean-Baptiste Bernadotte fue un revolucionario convencido cuyas cualidades militares le llevaron a un rápido ascenso en medio de la Revolución Francesa. En 1804 Napoleón lo nombró Mariscal de Francia pero, aún así, su relación con el emperador distaba mucho de ser idílica, pasando del reconocimiento al enfrentamiento. En 1818, tras el fallecimiento de Carlos XIII, fue coronado rey de Suecia y Noruega como Carlos XIV Juan. Bernadotte llevaba un tatuaje que decía “Mort Aux rois” (muerte a los reyes) que sus ayudantes de cámara le descubrirían al morir. Lo curioso es que, además de ser rey, Bernadotte inició una dinastía que ha llegado a nuestros días.

Javier Sanz


el asunto es ¿dónde tiene la reina Letizia el tatuaje?
(ya nos gustarái que no estuviese tan escurrida para tenrlo como en la foto)

Los meses que Letizia pasó al otro lado del océano (en México), en 1996, al terminar sus estudios de periodismo, son uno de los capítulos más desconocidos de su vida. Un día, en los meses previos a la boda real, llegó un estudiante mexicano a Torrespaña diciendo que quería hablar con Urdaci. El estudiante, enviado por un catedrático de la Universidad de Guadalajara, tenía una cinta de VHS en la que aparecía Letizia, en un debate celebrado en clase, hablando a favor de la república y criticando la monarquía española. En resumen, los mexicanos querían dinero. Urdaci habló con Zarzuela y pidió instrucciones y, finalmente, Televisión Española acabó comprando el vídeo para hacerlo desaparecer. “A mí me hablaron de un millón de pesetas, pero la cantidad no la sé exactamente”, explica uno de los conocedores de aquel episodio.

Daniel jabonero



Mesa de Redación de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario