viernes, 28 de agosto de 2015

Repúblico Hispano: Europa es Mordor



(Admiramos a PPCC. Admiramos a PPCC tanto, que lo hemos elegido como contrincante, como púgil adversario, para aplicar la máxima de GB: "pensar es siempre pensar en contra de alguien". En el boxeo -a pesar de lo que ha impuesto el socialdemocratismo perverso bajo el que vivimos- impera el espíritu de la nobleza y la lealtad: hay lucha - hasta el encarnizamiento-, pero nunca por medio de golpes bajos. Si alguien cae en marrullerías, el árbitro interviene (como siempre, para toda actividad humana loable, tiene que haber intervención y reglas representadas en una autoridad que arbitra). Decía que admirábamos tanto a PPCC, que hemos "copiado" hasta sus formas de expresión escrita, porque nos ayudan a pensar y clarifica nuestras ideas al ponernos en su mismo plano, en su terreno. Nos apoyamos en la confrontación con PPCC para "parir" nuestras ideas.

Un combate de ideas consiste, no sólo en triturar los argumentos del otro; sino que, muchas veces, lo más importante en la pelea dialéctica es incorporar los argumentos del adversario dándoles la vuelta y haciéndolos nuestros. Aprendemos mucho al leer a PPCC. Incluso cuando no estamos de acuerdo él; entonces aprendemos más porque nos obliga a definir y afinar nuestro pensamiento. Por ejemplo, nos acusaba de lo siguiente: "Nosotros no estamos conformes con los "cuarteles generales", que no son nada de ningún lugar o nación, sino un conjunto de ortogramas, algoritmos, reglas, procedimientos y operaciones. La Economía tiene su cierre categorial y no debiéramos juguetear con ello". Y tiene razón, pero la cosa no es tan sencilla. Es cierto que el capitalismo es "un conjunto de ortogramas, algoritmos, reglas, procedimientos y operaciones", como así el triángulo y la circunferencia se expresan geométricamente (y siempre son conceptos geométricos), lo que no impide que el triángulo y la circunferencia se "encarnen" en la realidad, en el mundo sensible, el mundo platónico de las sombras en el que nos movemos, en una determinada materia (el <<concepto geométrico circunferencia>> "encarnado" en la materia <<madera>> se ve afectado por la acción del fuego en la realidad, en nuestro mundo sensible, de un modo que no se ve el <<concepto geométrico circunferencia>> "encarnado" en piedra). El capitalismo, que es y siempre será un "un conjunto de ortogramas, algoritmos, reglas, procedimientos y operaciones" se "encarna" en grupos humanos que a su vez se organizan en naciones-políticas y "hélades culturales". Estos grupos humanos "encarnan" no el <<Capitalismo genérico>>, sino "especificidaes" del <<Capitalismo genérico>> (como la especificidad geométrica <<triángulo rectángulo>> se "encarna" en madera y la especificidad geométrica <<triángulo isósceles>> se "encarna" en metal) que pueden colaborar entre sí o estar enfrentadas a muerte.

La Economía-política es una ciencia Beta-operatoria, es decir, a diferencia de las ciencia Alfa-operatorias en las que el científico está fuera de las operaciones de la ciencia (un químico en su laboratorio mezclando componentes químicos en una probeta, el matemático que resuelve problemas en la pizarra), el científico Beta-operatorio se ve inserto dentro del campo de estudio de la ciencia, por lo tanto el cierre no es tan claro como en las ciencias Alfa-operatorias, aunque lo hay.

Nosotros, como PPCC, estamos convencidos de que al <<capitalismo chino>> no le pasa nada. Es más, está haciendo una corrección de una inteligencia impresionante. China es el país mejor gobernado del mundo. Ya que tiene una gobernanza encabezada por una institución Filosófico-política como el PCCh, que ningún otro "imperio" posee. 

La degradación de los USA con el ticket gobernante Clinton-Trump diseñado en Wall Street, es la prueba definitiva de que el <<Imperio americano>> está en proceso de desplome. 

La UE de Mario Draghi está ciega y vive en el peor de los pecados, acosada externamente por migraciones insostenibles e internamente devorándose entre sí por querellas entre usureros, un espectáculo de zombies enloquecidos bastante triste. Occidente está realmente mal, lo que no quiere decir que esté muerto.)

JBFO CAPITALISMO Y PECADO ORIGINAL


En el año 2007 (aún no había estallado la crisis subprime) tuvo lugar un debate en la Universidad Complutense de Madrid sobre la figura de Chesterton (sí, por mucho que se pregunte qué tiene que ver el debate de un pensador católico inglés con la actual situación económica, no se engañen, tiene muchísimo que ver). Debatían -se enfrentaban los púgiles- Carlos Fernández Liria y Juan Bautista Fuentes Ortega (a partir de ahora JBFO). Liria es el padre, el cerebro gris, la matrona que ha ayudado al nacimiento del podemismo: una izquierda que más que resolver problemas los va a agravar. JBFO es un filósofo que tuvo muchas relaciones con el entorno del filomat. Hoy está un poco alejado de la escuela.

Dejamos aquí la conferencia de JBFO para el que tenga interés en verla:


(duración 1:10 h, el que quiera ver completa la confrontación puede encontrar las otras dos partes del debate en youtube siguiendo la columna lateral del video). Hay que ver la conferencia para seguir el hilo de nuestro razonamiento (lo siento; nosotros, ya lo decíamos arriba, escribimos para aclararnos, para poner en limpio y de forma ordenada nuestras ideas apoyándonos en el combate con PPCC. Si además de materializar nuestras ideas con un mínimo de coherencia alguien nos sigue: estupendo, mejor que mejor). Aunque haremos un esquema de las ideas que JBFO maneja en la primera parte de la conferencia (que, recordamos, es un enfrentamiento con Liria) para enhebrar nuestro razonamiento:

El pensamiento ilustrado moderno irá cuajando durante todo el siglo XVIII, conformándose a partir de dos innovaciones que se dan en el ámbito intelectual del siglo: la inversión teológica y la aparición de las ciencias duras, ciencias categorialmente cerradas.

Con esos mimbres ya se elabora la idea de "Plenitud de los Tiempos", que es la gran idea que servirá de palanca para acabar con el gran mito cristiano del "Pecado original". El nuevo tipo de "Hombre", el "Hombre ilustrado", se autorealizará acabando con el "Pecado Orignal", freno que impide realizar la "Plenitud de los Tiempos" en este mundo, y lo hará mediante la palanca de la Razón-práctica que posee al manejar las ciencias catageorialmente cerradas que aparecen en el SXVII.

Todo estallará con la Gran Revolución de 1879, que es una revolución plenamente ilustrada, en la que se tritura la sociedad estamental del Ancien Régime siguiendo los marcos de razonamiento de la química de Antoine Lavoisier. Los estamentos medievales, las viejas categorías en las que se enclasaban los individuos dentro del Reino de Francia, serán triturados hasta quedar convertidos en átomos, como los elementos de la tabla periódica; es decir, del producto de la trituración política de los estamentos surgirá el ciudadano, la equivalencia política del átomo. Y como con átomos no se puede hacer política, reunidos de nuevo bajo una estructura política que se levante sobre el solar de la Monarquía francesa derribada, surgirá una nueva figura hasta entonces desconocida dentro del orden político: la República o Nación política.

El Terror francés será la Razón tronante; la Razón en marcha en busca de la "Plenitud de los Tiempos". Paradójicamente, Antoine Lavoisier, uno de los científicos que proveyeron los marcos sobre los que trazar la Gran Revolución, perecerá bajo la guillotina. Tal vez corrió dicha suerte porque, como Edipo, las Grandes Revoluciones deben deshacerse de sus padres cuando estos ya han cumplido su función.

La idea de "Pecado Original" es el monstruo a batir por parte del "Hombre ilustrado". No podrá haber "Plenitud de los Tiempos" en este mundo mientras esté presente el freno del "Pecado Original"; que nace en el judaísmo, pero alcanzará su perfección en el cristianismo. El cristianismo, y concretamente el su especificidad el Catolicismo, incorporan la idea de "Pecado Original" judaica que ya está secularizada en Sócrates en la tópica frase "sólo sé que no sé nada". Es decir: soy humano y estoy limitado, el mundo, que es infinito, me desborda; jamás podré controlar la multiplicidad de causas que me rodean; jamás diré "Whatever it takes" ni, mucho menos,  afirmaré "and belive me, it would be enough". Nunca plantearé que tengo en mis manos los resortes que mantengan en marcha la máquina en curso hacia la "Plenitud de los Tiempos". Nunca.

El "Hombre ilustrado" plantea, está explicitado plenamente en Feuerbach, que Dios es un invento del "Hombre". Un invento necesario. Dios es un símbolo que reúne todas las virtudes del "Hombre" y éste, por medio de esa creación, genera un problema al "extrañarse" (al "alienarse", aquí entra el gran palabro acuñado por San Agustín), al poner la figura de Dios en el centro del mundo y partándose él mismo del centro de esa creación. Es necesario que el "Hombre" recupere su puesto en la centralidad del mundo vaciando ese invento que es Dios. Marx, estando de acuerdo con Feuerbach en el planteamiento del "alienamiento" del "Hombre", encuentra su solución en el problema económico. El "Hombre" -cosa que según Marx no ve Feuerbach- está "alienado" y explotado económicamente por las relaciones de producción. La solución es profundizar en la dirección técnico-económica, construir un gigantesco aparato técnico-económico mediante el Socialismo que se convierta en el propietario de los medios de producción liberando al "Hombre" y trayendo , de forma definitiva, la "Plenitud de los Tiempos" y la felicidad eterna. El <<Socialismo realmente existente>> de la URSS es el desarrollo racional límite del <<Capitalismo genérico>>, dice JBFO. Es el “Hombre ilustrado” sin freno.

La idea de “Comunidad originaria”. El cristianismo, además de la idea de "Pecado Original", incorpora la idea de "Adelanto de la Plenitud los Tiempos". Nunca la " Plenitud de los Tiempos", que es el mayor de los pecados que se puede cometer. Eso nunca. Pero la figura de Cristo, la encarnación de Dios en su Hijo en la tierra, simboliza que, de algún modo, podremos experimentar un poco de la felicidad total de la "Plenitud de los Tiempos" en este mundo. Así nos devuelve a la idea de “Comunidad originaria”, de Comunidad arcaica, donde se daba un ciclo perfecto de <<relaciones no económicas>> en las que reinaba una armonía perfecta fundamentada en las sutiles <<relaciones humanas no económicas>>, cuyos compuestos son la <<compasión mutua>> y la <<lealtad mutua>>, las relaciones de <<apoyo mutuo>>. Esta armonía comunitaria arcaica perfecta se romperá con el excedente y la entrada del comercio y las transacciones comerciales. Las relaciones humanas cambiarán de orden: se vuelven económicas; las comunidades necesitan incorporar: producción, distribución, circulación y consumo. Y con las <<relaciones económicas>> entra el "Mal". Como en el Paraíso divino entró cuando Eva tomó la manzana del árbol prohibido; el "Mal" entra en la Comunidad originaria cuando las <<relaciones económicas>> vacían, fagocitan, las <<relaciones humanas no económicas> previamente existentes, relaciones positivamente reales. El hombre (en minúscula) trabaja para hacer que su familia, sus relaciones de vecindad y de amistad recurran. El hombre que trabaja para su ámbito comunitario crea un marco en el que se puedan dar las relaciones de <<apoyo mutuo>> , <<elabora>> un mundo para sus seres más queridos, se deja la vida y la sangre defendiendo dicho mundo.

Ya no se puede volver atrás. No podemos regresar a la Comunidad original. Pero podemos restaurar EN LO POSIBLE, en el límite de nuestras fuerzas, un mundo donde se puedan preservar un mínimo de <<relaciones humanas no económicas>>. Esa es la esperanza que nos da el cristianismo, una finísima elaboración, unos diques morales-económico-políticos protectores obra del la Teología-política Católica que, si no nos podían devolver a la “Comunidad originaria”, al menos creaban un pequeño oasis en el mar de pecado por el que estamos rodeados. El <<Capitalismo genérico>> tendría como función estar subordinado a las <<relaciones humanas no económicas>>. El trabajo, y la explotación de la naturaleza, tendrían que estar limitados a hacer el mundo más "habitable" para que en dicho mundo fuesen posibles las <<relaciones humanas no económicas>>, las relaciones de <<lealtad mutua>>. El hombre construye un puente por el que vadear un río, y el río acaba siendo más hermoso. Porque el puente <<elaborado>> nos permite observar mejor el paisaje que nos rodea y, al mismo tiempo, el río se embellece cuando percibimos que el puente ha sido <<elaborado>> para que esté en armonía con el río y no destruya el paisaje, para que se imbrique en él de tal manera que el paisaje modificado acaba haciéndose mejor, más bello, de lo que había. Y es una tarde, cuando paseamos por el puente, o cuando lo contemplamos des una orilla del río, y vemos el escenario en el que se desarrollan nuestras <<relaciones humanas no económicas>> y comunitarias, el escenario en el que, por un segundo, en algún momento de nuestras vidas, experimentamos el “Adelanto de la Plenitud de los Tiempos”, algo parecido a la felicidad. Es entonces cuando todas las operaciones que se encuentran dentro de las <<relaciones económicas>>: planificación, financiamiento, distribución de materiales, producción de materiales y trabajo en la construcción de la infraestructura, tienen sentido al estar subordinadas al orden superior de las <<relaciones humanas no económicas>>.

LA MAQUINARIA TECNO-ECNÓMICA COMO CONDENA


Para JBFO el PCUS, que fue una institución de gobernanza Político- filosófica de signo “Totalizador” como el PCCh, se encaminó al infierno y el fracaso al tomar la solución de profundizar en la abstracción economicista, al apostarlo todo a la solución tecno-económica. La caída del muro sería la prueba del nueve de este fracaso. Pero, ¿verdaderamente fracasó esta solución o murió, simplemente, de éxito? ¿No se contagió de lo mismo, en el combate que ambos mantenían, el Liberal-capitalismo anglosajón cuando apostó por el <<Capitalismo popular>> como ariete para destruir el Gran Muro? La idea del <<Capitalismo popular >> de que todas y cada una de las actividades humanas, y por supuesto también hablamos de las <<relaciones humanas no económicas>>, se podían convertir en uno más dentro de los índices de la bolsa, ¿no suponía el triunfo total de la grandísima institución Político-filosófica del <<Socialismo realmente existente>>(que nosotros, a diferencia de JBFO, tanto admiramos a pesar de que sus objetivos estuviesen errados) al lograr la expansión total del abstraccionismo económico? ¿No logró el <<Socialismo realmente existente>>, que no deja de ser la continuación de lo iniciado en la Gran Revolución de 1789, la victoria total del “Hombre ilustrado” derribando los poderosos diques que la Teología-política Católica había construido tan laboriosamente durante siglos?

Si en el <<Socialismo realmente existente>> el trabajo como elaboración fue considerado desde el prisma abstracto economicista como <<fuerza de trabajo>>. En el <<Capitalismo popular>> la abstracción llevó a convertir una simple taberna en una empresa de hostelería; a convertir al tabernero en un emprendedor que se dirigía a sus dos camareros con lenguaje management adoptando una actitud de CEO; y, finalmente (el punto clave en el que tanto incide PPCC), a los propietarios de vivienda en unos “himbersorers” que generaron una burbuja colosal. El <<Capitalismo popular>>, a diferencia del abstraccionismo del <<Socialismo realmente existente>>, no tiene componentes sistemáticos, es un puro desorden. Sólo una fanática protestante como Margareth Thather podría haberlo asumido de este modo. Su triunfo fue tan absoluto que sus “hijos político” impusieron la misma doctrina en el otro partido, quitando frenos a una nación que, de por sí, es depredadora.

Pero el enfrentamiento más colosal, el más importante, fue el que se dio entre esa grandiosa Organización Filósófico-religiosa que es la Iglesia Católica y la institución Político-filosófica Totalizadora del PCUS. Ganó al final la vieja Iglesia, pero del enfrentamiento salió tan malparada que un Papa se vio en la obligación de abdicar ante los gravísimos pecados que habían anidado dentro de la institución. Y mira que si con algo está acostumbrada a lidiar la Iglesia, es con el pecado anidado en ella. Pero la irrupción del peor de todos los pecados, del “Pecado Original” del abstraccionismo económico, la dejaba inerte ante la pléyade pecaminosa que lleva arrastrando en sus dos mil años de existencia y que hasta entonces había podido sobrellevar con cierta holgura.

Ante la crisis de Modernidad que se nos vuelve a presentar generada por el <<Capitalismo popular>>, algunos ven su solución, nuevamente, en ajustar la maquinaria tecno-económica. En realidad todo consiste, dicen ellos (entre ellos PPCC), en ajustar una serie de reglajes y todo volverá a la senda normal. Eso sí, tal vez, con un poco de sufrimiento para la gente que componga los engranajes que han de ser ajustados. Es la ceguera, es volver a tomar la solución de la abstracción económica que, inevitablemente, está condenada al fracaso.



EL BCE ES SAURON Y LA UE ES MORDOR




LA UE, al contrario de lo que nos dice PPCC, es un entramado anti-Católico que ha caído en el mayor de los pecados posibles:


Sí, precisamente el momento en el que PPCC ve la realización de la UE: el control y dominio de la situación por parte de unos "técnicos" que, por encima del "Bien" y del "Mal", creen poder arreglarlo todo. Fíjense en la soberbia de Draghi, me recuerda al capitán del Titanic presumiendo en el puente de mando ante sus oficiales y diciendo "nada hundirá este barco". En ese momento, la altanería de Draghi muestra al mayor de los pecadores. Draghi comete pecado en esa conferencia, el peor de los pecados: el "Pecado Original" del que tanto hemos hablado.

El hombre siempre elige entre hacer el “Bien” o hacer el “Mal”. Esto, que lo recuerda PPCC muchas veces, es cierto. Pero en el “Pecado Original” la maldad es aún peor cuando se llega a un punto en que se es incapaz de distinguir, cuando el vaciamiento de de las <<relaciones humanas no económicas>> llega a tal límite en el que no hay <<apoyo mutuo>>, ni <<compadecimiento del otro>>, ni <<lealtad>>.Es la peor de las maldades. Uno ya no distingue y se convierte en un depredador dispuesto a comerse al otro, ya que no hay empatía ninguna ni posibilidad de enmienda del error al no reconocer, al no poder distinguir, entre lo "bueno" y lo "malo".Y esto es lo que estamos viendo en la UE con el asunto de Grecia.

No es casualidad que al frente de la UE no se encuentre ninguna institución Político-filosófica como el extinto PCUS o PCCH, sino que gobierna una máquina tecno-económica como el BCE. La UE y China son incomparables. China, depredada durante siglos por el imperialismo anglosajón, necesitó del marxismo y la institución Político-filosófica del <<Socialismo realmente existente>> para acabar, de forma durísima, con la depredación a la que estaba siendo sometida por los occidentales. Modernizó su capa basal y construyó un estado eficaz como defensa ante sus agresores. La Revolución China fue una revolución conservadora porque que pretendía mantener, sí, conservar, sus ciudades, su tradición, su población, y para ello tuvo que ser más agresiva y brutal que nadie. Fue necesario poner al frente de su gobernanza al PPCh, que en un principio tomó la dirección de la abstracción económica con la que tener una sociedad tan moderna y eficiente como la de las maquinarias occidentales que depredaban. Pero China, ahora, recuperando el confucianismo, está corrigiendo y conteniendo el “abstraccionismo económico”; no eliminándolo, que nunca podrá hacerlo, sino moderándolo y tratando de ponerlo, EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, al servicio de las comunidades chinas. Porque si dejamos que el vaciamiento por abstracción económica de una sociedad sea total, hasta el propio <<Capitalismo genérico>> desaparecería. Porque el <<Capitalismo genérico>>, para subsistir, depende de las <<relaciones humanas no económicas>>, si las vacía completamente se asfixia, se agota como un fuego sin oxígeno.

El BCE no es nada parecido al PCCh. Y no lo es porque en Europa no hay condiciones culturales, linguísticas, históricas, para levantar una institución Político-filosófica “Totalizadora” que pueda generar un efecto corrector del tipo que se está dando en China. EL BCE es una máquina tecno-ecnómica que porfundizará más en el abstraccionsimo económico y que, tras el casi vaciamiento total de las <<relaciones humanas no económicas>> de las naciones del sur del continente  por parte del <<Capitalismo popular>>, está implementando un proceso de corrosión a través de los MoU y del cobro usurero, que dejará un panorama en esta parte del globo muy similar al de la serie “The walking dead”.

Siempre hay que honrar las deudas. Es algo que proclama PPCC, y lo proclama bien. Sí, siempre hay que honrar las deudas. Pero en Europa, como ya no se distingue el “Bien” del “Mal”, ya que una maquinaria tecno-económica rige sus destinos, se considera que honrar la deuda es someterse al interés de la usura. Por lo visto, honrar una deuda, es asumir que has de vaciarte de tal manera que acabes convertido en un reservorio de proteínas cuya única finalidad es estar al las órdenes de una súper estructura técnico-económica sin posibilidad de construir el mundo “habitable” en el que puedan recurrir tus familiares, vecinos y compañeros de comunidad.

Imaginemos que un acreedor facilita a un deudor un capital determinado para que el deudor pueda llevar a cabo una estructura necesaria con la que pueda recurrir su familia y en la que se puedan dar satisfactoriamente sus <<relaciones humanos no económicas>> comunitarias. Pero el acreedor, encandilado por la esposa del deudor, impone a sabiendas unos intereses de tal calibre que el deudor no podrá afrontar desde el plano de la <<relaciones económicas>>. Cuando el deudor, atosigado por el mundo económico que le rodea, vea peligrar la recurrencia de sus <<relaciones humanas no económicas>> por causa de una deuda que se suponía iba a mejorarlas y ha acabado poniéndolas en riesgo, se dirigirá a hablar con el deudor para pedir una quita, una contraprestación que económicamente sea posible y que a la vez permita recurrir su ámbito no económico, que fue para lo que se endeudó. El acreedor se niega, y plantea como posibilidad que el deudor honre la deuda con bienes no económicos, es decir, que influya en su esposa para que mantenga relaciones íntimas con él. El deudor es consciente de lo que se le está pidiendo y en un primer momento se niega. Como el ambiente de corrupción en la comunidad es total. Como el “Mal” no es que campe libremente, sino que es confundido con el “Bien”. El deudor se verá obligado a avenirse a lo que le pide el acreedor y a honrar la deuda sacrificando el valioso bien de la confianza mutua que había entre él y su esposa. Pero al acreedor, ofendido por el rechazo a su primera oferta, estas condiciones no le serán suficientes. Ya no le basta el mantener relaciones íntimas con la esposa del deudor, también exige ahora que el deudor y su hija estén presentes cuando se produzca el acto. Además de obtener la garantía de que cuando la muchacha cumpla los dieciséis años sufrirá la misma suerte que la madre.

Esto es un poco lo que ha ocurrido en Grecia. El deudor, por su mala cabeza, su inconsistencia moral o, simplemente, su mala suerte, puede caer en el pecado de deber lo que no puede pagar. Es un pecado menor comparado al de el acreedor, que a sabiendas presta lo que sabe que no le van a poder devolver porque, en el fondo, lo que desea es acceder a unos bienes que no están dentro del campo económico, bienes que no se podrían obtener de ninguna manera por el uso del dinero. El deudor es un pecador, digno de lástima muchas veces, pero el acreedor que con conocimiento de causa presta lo que sabe que no le pueden devolver: merece un Auto de Fe.


La deuda en las relaciones de las naciones es un arma. La deuda es como si te bombardeasen. A Grecia, nadie la está ayudando a salir de sus recesión. La deuda está siendo usada como una máquina de guerra con la que se entra en un territorio. Están bombardeando sus casas y cometiendo los mismos actos que cometería la tropa de un ejército victorioso. Grecia entregará sus aduanas, pero sus ciudadanos en Europa serán tratados como inmigrantes africanos. ¿Cuánto tiempo tardará en que aparezca el turismo sexual más tercermundista? Probablemente ya ha empezado. Son las consecuencias de perder una guerra. Son las consecuencias de caer bajo el imperio de Mordor y de que BCE/Sauron dirija tus destinos, teniendo que escuchar sus black speeches:

 "Whatever it takes. And belive me, it would be enough”




F.

lunes, 10 de agosto de 2015

Repúblico Hispano: en defensa de la abuela Rafaela


Llevo escuchando en la radio a Manuel Delgado (ahora creo que lo llaman Manel) desde los 90´s del SXX. Empezó actuando en el programa de Julia Otero, hasta que se lo cargó Aznar. Después pasó a integrar el equipo de Gemma Nierga en la Ser, volvió con Julia cuando ésta regresó de su exilio catalán a las ondas nacionales en época del zapaterismo y a Gemma la cambiaron de hora en la radio de Prisa (Julia nunca llevó bien que Delgado no corriese a estar con ella nada más llegar a Onda Cero y respetase su contrato con Nierga). Delgado es un corcho. En todos estos años el tío no ha perdido su momio en colaboraciones en los medios “nacionales”. A esto hay que añadir el sueldo de súper funcionario que percibe por ser profesor de antropología en la universidad de Barcelona con sus correspondientes quinquenios.



Está claro que a Manolo Delgado el Estado español lo está torturando. Tiene que ser una tortura que te paguen una pasta todos los meses por dar clases de antropología, esa disciplina que no sirve para nada. Es por esto que Delgado, que milita en la Izquierda Unida de Cataluña, ha decidido traicionar a su partido y presentarse en las listas de la CUP en el tongo electoral del 27S. Eso sí, como Guardiola, ocupa los puestos postreros de las listas. Se hace política mucho mejor en las tertulias y chiringuitos de los medios –también se cobra más- que en los aburridos escaños de un parlamento de pandereta. A mí, de las sinsorgadas que Delgado suele contar en la radio, siempre jugando a epatar, cultivando la pose de enfant terrible ya cuasi sexagenario –la postura es bastante ridícula-, sólo una vez me ha conmovido: cuando murió la actriz española Rafaela Aparicio.


Era una tarde de junio de 1996, cerca ya del verano, cuando saltó la noticia del fallecimiento a los 90 años de la actriz andaluza. Julia Otero quiso comentar el suceso con los tertulianos de su programa de la última hora. El más emotivo fue Delgado, que no pudo evitar vincular la figura de la cómica con las mujeres de su familia y con su infancia. Tuvo Delgado un momento proustiano y, dejándose llevar, abandonó el registro que habitualmente usaba en la tertulia de profesor susurrador que quiere impresionar a sus jóvenes alumnas universitarias, vamos, el tono del clásico profesor huelebragas que todos conocemos, para por una vez en muchas tarde decir algo con sinceridad. Por una vez fue auténtico. Tal vez por esto, el recuerdo de aquellos comentarios de aquella lejana tarde, me haga la figura de este tipo más canalla. La figura de Delgado y otros, como David Fernández, dispuestos a participar hasta el final en esta tomadura de pelo del 27S montada por las élties de Barcelona y Madrid, es simplemente asquerosa. Que estos tipos, abrazados a Arturo Mas, se presten, no ya a traicionar a una etérea España dibujada en un mapa rompiéndola en pedazos, sino ir de veras al meollo del asunto, traicionar a la abuela Rafaela –que en ella se cristaliza España-, traicionar a los antepasados, a sus propios muertos, cubriéndolos de oprobios y de insultos, mancillándolos, llamándolos fachas de mierda por el mero hecho de haber nacido en un pueblo en el sur, cambiándose los apellidos porque se avergüenzan del legado que sus antepasados les han dejado; y todo por unas migajas, por una palmada en el lomo de los amos de los barrios burgueses. Eso es lo que simboliza el abrazo de Fernández con Arturo Mas. No es la condena a Franco o a los fachas de Madrid, sino que es la condena a la abuela del sur que te arrullaba en sus brazos cuando eras un tierno infante, la que te preparaba el bocadillo de chópez para ir al parque.


Esta es la peor corrupción que hay en España, peor que la de Bárcenas, los gürtel y los púnicos. Unos tipos que están dispuesto a debilitar a los suyos frente a una minoría conectada con el extranjero. Es la traición al barrio popular y a las generaciones que llegadas de toda España contribuyeron a crearlo. Las generaciones que moviéndose libremente por la nación española crearon sus riqueza, las que participaron en los planes y programas de un Estado, las que estuvieron en lucha con sus capas dirigentes para dar una orientación más justa a sus medidas autoritarias. Y ahora, esos mismos contra los que se lucha, con la colaboración de estos cipayos, se quieren apropiar de esas riquezas y venderlas al mejor postor, utilizando el mito de la creación de unas supuestas naciones que, además de imaginarias, son imposibles; como queda claro en la depredación de la UE sobre Grecia. Yo no me identificaré nunca con la nación de pulserita rojigualda ni con la de polo de club marítimo, pero tampoco me verá nadie haciéndole la ola a los de la antiespaña. Porque España está levantada sobre los hombros de una gran mayoría que lleva siglos aguantando esta nación, haciéndola con sus manos, construyendo el mundo entorno en el que nosotros nos hemos desarrollado y que - ese sería nuestro deber del que estamos haciendo dejación- estamos obligados a dejar a los que nos sucedan cuando nos convirtamos en antepasados, cuando seamos los muertos de "alguien". Esas mayorías etéreas y abstractas se encarnan en las abuelas y abuelos que salen en las fotos descoloridas de las comuniones, en las abuelas rafaelas que nos preparaban los bocatas. Dejan de ser abstracciones para ser figuras que podemos tocar y recordar, que conecta lo abstracto y lo concreto. Puede las abstracciones nacionales sean ridículas, parece ser que nadie va a hacer la revolución por una bandera, ni por una clase social, y tampoco,  me temo, que nadie va a hacer una revolución por el Insalud. Porque, en el fondo, una revolución se hace por defender a la abuela Rafela.

Adenda



Una vez escrito este artículo paso por el muro de feisbuk de Manuel Delgado, que lo tiene abierto al público, y esta es la justificación que da para entrar en la candidatura de la CUP:
Me parece que me he complicado la vida un poco. Me han dicho de ir en la lista de la CUP y he dicho que sí. Lo que no haré bajo ningún concepto será darme de baja del Partido, es decir de Comunistes.cat, ni siquiera de su Comité Central. Creo que soy fiel a su línea de reforzar la unidad popular y diversificar vínculos políticos. Hay camaradas que se han incorporado a Podem sin abandonar la organización y no ha habido problema. Lo he comentado con mis camaradas de la célula Ramon Casanellas y con los que he hablado les ha parecido bien. Además, Comunistes y la CUP hemos ido juntos en más de un sitio -Vendrell, Rubí, Cornellà...-, en algunas ciudades, como Badalona, incluso enfrentados a EUiA. De todos modos, ha quedado claro que no es para salir. Es más bien en plan simbólico y para que la lista recoja parte de la herencia de la izquierda histórica, gente que estuvimos en el PSUC durante la clandestinidad. Quiero que se interprete como un simple acto de promiscuidad política. Finalmente, he acabado por darle la razón a los policías que me hostiaban en Via Laietana en el 75. Me he convertido en lo que ellos me llamaban entre patada y patada: un rojo separatista.
Y veo que se confirma la teoría que sosteníamos en el artículo. Los hijos de los obreros de los 70´s, ya montados en el negoci de las élites barcelonesas, están colaborando a tope con ellas. Hay que identificar a España con los grises e insultar la memoria de la abuela Rafaela. Para ello han resucitado a este viejo partido cipayo que son las CUP.


Felguerinos colaborador en Repúblico Hispano.

domingo, 9 de agosto de 2015

MasqApts: Agustinas de Aragón en tanga


Se echa muchísimo de menos en España a un Valle que nos escriba unas comedias bárbaras. Están de moda las series históricas, que hagan una con el Ruedo Ibérico. Y si hay algún productor con pelotas: que readapte “Los cuernos de don friolera” a los tiempos actuales, como cuando a Ricardo III shakesperiano lo cambian de rey del medievo a dictador de la Europa de los 30´s del SXX. El actual régimen borbónico ha producido argumentos teatrales más que sobrados para varios Martes de Carnaval: amantes, elefantes muertos, negocios turbios en medio oriente, reinas del opus, tesoreros de partidos corruptos, escopetas nacionales a troche y moche. Hay de todo. Pero muchas veces la sal gorda, lo llamativo, nos oculta la corrupción más sutil, la menos evidente. Hace un par de días apareció en mi muro de feisbuk el enlace a una noticia que recogía las siguientes declaraciones de Enric Vila: “Tendríamos que convertir Catalunya en un Vietnam para los españoles”. Un ultranacionalista catalán dispuesto a convertir su tierra en un infierno para los catalanes no independentista, podría empezar por lo que tiene en casa. En El Confidencial cuentan que uno de los cuatro mirlos blancos que Rajoy ha buscado por toda España para remozar la imagen del PP, Andrea Levy, comparte colchón con este aguerrido vietcong mediterráneo. España es una pandereta. ¿Alguien se puede imaginar a un tipo del IRA haciéndoselo con una unionista del Ulster? Una broma. Nadie que seriamente crea en unos determinados valores, puede mantener una relación sentimental con una persona que está en su lado opuesto. Podrá tener una relación pasional, pero no una relación sentimental de pareja a lo largo del tiempo. Platón dice en El Banquete que entre los amantes debe haber una proporción. Si estos dos defienden unos valores políticos tan desproporcionados en su ideario político y tienen una relación sentimental, será que lo que les une es la defensa de un régimen del que viven fenomenalmente interpretando una comedia política. Parece que esta mezcla sentimental tan explosiva también se da en la lidersa de C´s, Inés Arrimadas, que también se encama con un indepe. Me imagino a estos líderes políticos de radio en radio, de tv en tv, de conferencia de prensa en conferencia de prensa, sembrando la cizaña aquí y allá,  haciendo declaraciones cada vez más radicales, para acabar reuniéndose en algún restaurante pijo de El Born comentando la comedia del día entre risas y poner el proyecto confederal que han pactado en el pub Kitty. Sí, veo a estas Agustinas de Aragón (que era de Barcelona) de pega con sus tanguitas rojiguladas rematando la dura jornada entre sábanas con sus almogávares como si nada pasara. España es un enorme callejón del gato.


F.