lunes, 28 de septiembre de 2015

Nuestro hombre en Barcelona: Podemos caballo de troya neoliberal




Cuando Podemos le dió los galones a Errejón en detrimento de Monedero tenían exactamente el doble de intención de votos en Cataluña de los que ha sacado hoy. Cuando esta formación irrumpió en aquellas famosas europeas, tenían el voto más deseado, el del famoso cinturón rojo: Cornellá, Hospitalet, NouBarris, Baix-Llobregat, Vallés. El PSC parecía enterrado y a Ciutadans lo estaba desplazando a marchas forzadas.

De repente, Podemos, tras un misterioso viaje de Pablo Iglesias a Washington, se cepilló a Monedero, dejó de dirigir sus críticas hacia el PSOE, hacia la Unión Europea y empezó a ser cada vez más ambigüo con la verdadera derecha española y modelo del PP, la burguesía vasca y catalana y todos sus distintos tentáculos.

En ese agujero emergió Ciutadans, una vez que Podemos le había hecho el trabajo de deshacerse de UPyD, con toda la vía libre.

Raúl Muniente

Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

Nuestro hombre en Barcelona: Diez puntos sobre las CUP



Tengo 10 indicios por los cuales las CUP y lo que implica son el Plan A del Departamento de Estado de los EEUU a la hora de tener controlado el sur de Europa políticamente, de cara a la que se avecina.Y lo que es peor, puede que, en el caso de estos muchachos, les salga hasta gratis. Gratis, gratis no, pero si muy barato, en comparación con el daño irreparable que pueden hacer en la moral de la juventud.

1. Ponen candidatos de Burgos con pinta de bonachones a lo Gorbachov o con apellidos con eñe, como Antonio Baños, un periodista (habrá oficio más innoble) a sueldo de Roures. Charnegos o semicharnegos, gente que ha trabajado tantos años por alcanzar el status de catalán normalizado, que se agarraran con uñas y dientes a su nueva clase social, a la manera de los albaneses italianos que no quieren que lleguen más albaneses a Italia. Y por ello mismo, a causa del sufrimiento reprimido de tantos años, son los perfectos políticos para la causa, ya que redoblarán sus esfuerzos por aparentar lo contrario de lo que son, y dedicar su vida a dar una imagen de bonhomía; y jamás confesarán, a no ser que los agarre Jodorowsky. Este tipo de candidatos es el ideal del departamento de recursos humanos de EEUU a la hora de aplicarse con la injerencia en otros paises. Aquí me gustaría rescatar el místico comentario de mi malograda colombiana; "Únicamente en los países que han cedido su soberanía a la OTAN hay gente que odia a su propio país".

2. Son TT en twitter, y ya sabemos quien controla twitter y con que intenciones. Así como su funcionamiento aparentemente horizontal y ascendente y en la práctica bestialmente vertical y hacia abajo. En otro momento analizaremos los casos de twitter y la primavera naranja en Ucrania y las primaveras árabes, todas ellas de infausto recuerdo para todos menos para los intereses de la clase dirigente de EEUU.

3. Ningún partido se mete con ellos en campaña, síntoma de respeto a la ideología oficial intocable del régimen estadounidense que capitanea este partido que va de que no es un partido: puritanismo verbal, neofeudalismo político, criminalización del hombre, sonrisas y buenrollismo.
Es especialmente sangrante, el caso de Podemos. A pesar de todas las incoherencias y puntos oscuros sin resolver de las Cup, algunas de las cuales detallo más adelante, van de enrollados con los cupaires, siendo así devorados por estos, en la más triste de las tradiciones de paletos madrileños que empatizan con el paletismo catalán. Este punto es el sueño erótico de EEUU, un partido étnico que rivaliza con el otro que podría aglutinar a la gente contra su tiranía, ante la pasividad de éste. 4. Paradójicamente, a pesar de su imagen epatante de somoslosmásrebeldesdetodos, el actual plutocrático Govern de la Generalitat se ha librado de sus críticas en campaña. Incluso algunos mitineros independientes han confesado que en mitines de las Cup les han aleccionado para que no dijeran nada contra JuntsxSí.

5. Su teoría no está definida. Son asamblearios y antitodo, con lo cual inevitablemente autodisolventes en cuanto palpen poder. Un auténtico calco de ERC en los ochenta, aunque como bien sabemos, la historia se repite como farsa. Por lo menos Esquerra Republicana está/estaba definida en sus siglas, Candidatura de Unidad Popular, en la línea eufemística de raigambe anglosajona, al más puro estilo del Partido Popular, no dice nada.

En realidad este asunto es más grave y significativo de lo que parece, porque algunos rumores siempre han apuntado a que el nombre vino en homenaje a Allende y su Unidad Popular. Recordemos, que el Allendismo, es uno de los activos más eficaces de EEUU, matan dos pájaros de un tiro, por un lado van de enrollados y por el otro y de manera no muy subliminal te recuerdan un referente socialista desmoralizador, perdedor y ejecutado por ellos mismos. Por algo el vendido de Joan Manuel Serrat está todo el día con Allende en la boca, así te salen conciertos -del establishment- por todas partes.

6. Sociológicamente sus votantes son los, de común, más reaccionarios: los hijos de las clases medias venidas a menos: clientes del Apolo, habitantes del Eixample o Les Corts, y gente que sigue la moda de manera enfermiza, en general. Los perfectos envidiosos y endogámicos tontos útiles despolitizados que en todos los paises ha tenido entre ceja y ceja el Departamento de Estado de EEUU como futuribles cómplices traidores aliados vendepatrias. Los perfectos Caínes.
7. Su antieuropeísmo utópico y de boca pequeña, como demostró el señor Baños en el debate de todo quisqui, al sacar el tema susurrante y de postureo, rayando la frivolidad. Un tema de VITAL IMPORTANCIA, dado que la Unión Europea nos amarga la vida, y la alternativa geopolítica a las imposiciones mercantiles de Alemania , y en menor medida Francia, ambos pivotados por EEUU, debería ser abordada abiertamente por el partido que realmente quisiera salir de la Unión Europea, y no sólo como boutade, plateando alternativas viables, sea MercoSur, el Magreb o lo que fuere.

8. Su defensa de la lengua catalana en detrimento de la española, cargando así contra el lazo principal del único proyecto socialista universal viable a cincuenta años vista, el de América Latina, con las colaboraciones inestimables de los PIGS y el eslavismo. Si a algo se ha dedicado con saña en los últimos cincuenta años EEUU ha sido en reventar los lazos de la hispanidad. Hay rumores que dicen que en la central de la CIA hay mil tíos todo el día dedicados a esta labor; difusión de sectas protestantes en América Latina, subvención de lenguas indígenas, novelistas de leyenda negra española como Henry Kamen etc. Todo conducido a sembrar la desconfianza entre nosotros.

9. Le arrebataron Cotxeres de Sants al Circuito Regenerador . El gobierno de Trias les dió a dedo al Casal Independentista de Sants, por entonces sede de las Cup, por 2000 merkels, contra los 8000 que pagaba el Circuito. Desde entonces el Circuito, una de las instituciones más verdaderamente rupturistas de la ciudad, se vió obligado a penar en la más cruel de las clandestinidades. Y todo ello, con el argumento de que las CUP no tenían ánimo de lucro porque "eran entidades del barrio" y el Circuito sí. Hoy por hoy, el único enemigo que tiene EEUU en España es el Circuito Regenerador.

10. Toda su agit-prop es caciquismo 3.0. Con un agravante respecto al caciquismo franquista habitual. Al menos los caciques del régimen de Franco/Alemania/USA cuando iban a buscar a los abuelos a casa o acompañaban a la gente al colegio electoral lo hacían VERGONZANTEMENTE, en el caso de las Candidaturas de Unidad Popular, PRESUMEN, como se ve en estos carteles que lo petaban hoy en Tuiter.

En definitiva, son anarquistas, gente desinformada y con corazón en un mundo informado y sin corazón, los mismos chicos tan majos que iban a la plaza Tahir de Egipto, o que EEUU acogía como disidentes de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Así como Solzhenitsyn dijo aquello de que "Cuando existía la Unión Soviética no podía decir lo que pensaba, pero en la Rusia actual lo digo y nadie me hace caso", eso mismo dirían los cupaires en su futura República Catalana Asamblearia, "Cuando existía España no podía decir lo que pensaba, pero en las asambleas de las Cup lo digo y nadie me hace caso".

Uno se lee las memorias de Gorbachov y está varios días sin dormir porque, pasa de los prejuicios paranoides iniciales de "este tío era un agente extranjero" a un "este tío se lo creía, este tío se creía que dejando de defender los intereses nacionales como un hijodeputa le iban a regalar un ramo de flores". Y claro, la esperanza de vida de los paises de la URSS, tras llegar el cupaire Gorbachov al poder, bajó 12 años, y eso no fué lo más grave.

Confieso que no sé qué lección extraer de las CUP. Tal vez debamos contentarnos con la banal constatación de que los seres humanos tanto pueden, llevados por inconfesables motivaciones, aportarle a la humanidad grandes bienes como, movidos por los mejores y los más bellos ideales imaginables, hacer germinar los más espantosos de los males.

Raúl Muniente




Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

viernes, 25 de septiembre de 2015

knock-out, Rachel



















Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

Repúblico Hispano: Agonía entre banderas


Hay un problema con el concepto de clase del "proletariado universal": es imposible. Lenin y Trotsky creían que la implantación de la Revolución era el primer paso para que diese comienzo una especie de gigantesca Guerra Mundial en la que los bandos estarían determinados por las clases sociales, ricos contra pobres. Lo más asombros del asunto es que tenían ante sus narices la I Guerra Mundial, en la que los obreros se enclasaron con sus patronos en sus respectivos ejércitos con sus correspondientes banderas y no fueron capaces de aprender la lección. Cuando tomaron el poder en Rusia, se quedaron atónitos al ver como la Revolución no estallaba en Alemania a pesar de darse todas las condiciones: ser perdedora de la guerra y estar arruinada por el reclamo del botín de los vencedores.

Sería Stalin el que corrigiese la idea de que el Comunismo universal llegaría a la tierra tras una guerra internacional de clases, cuando proclamó el Comunismo en un sólo país e intentó extender el movimiento revolucionario utilizando el poder -además de modernizarlo- del Imperio ruso.  La lucha de clases se da internamente en cada Estado, en cada sociedad, pero plantearla desde la perspectiva universal, como si las naciones fuesen una fantasía que sólo se representa en un mapa pintado de colores, es dirigirse a una fracaso absoluto. Las naciones existen; siempre existirán. Y las clases sociales que se asientan sobre ellas están vinculadas a los intereses nacionales, que están en polémica con los de otras naciones.



Si no entiendes esto; si no eres capaz de verlo, te pasará lo que le está pasando al teniente de alcalde del Ayto de Barcelona, Gerardo Pisarello, y al partido político Podemos. El espectáculo noticioso de "la guerra de banderas" -así bautizada por los digitales, el papel ya es irrelevante- en la balconada del Ayto de Barcelona muestra a las claras como un planteamiento naif internacionalista salta por los aires ante estas confrontaciones.


En el balcón del Ayto. de Barcelona el día de las fiestas de la Mercé  Alfred Bosch, líder de los concejales de ERC en el ayuntamiento, colocó una estelada secesionista en la balconada, parece que con la complacencia de los concejales de Barcelona del equipo de gobierno Ahora en Comú. Cunado el concejal del PP, Alberto Fernánadez, trata de colocar una bandera de España interviene Pisarello, que es de origen argentino, tratando de impedírselo. Eso es lo que parece desde la toma frontal de la escena.

Pero hay tomas de esa mismo hecho filmadas desde la parte de atrás de la balconada en la que se ve como Colau, la alcaldesa, reprocha a Bosch el que haya puesto la bandera secesionista y le afea la conducta ("mira, mira" dice), tibiamente, cierto, cuando Fernández se dispone a sacar la rojigualda. Colau muestra preocupación porque al mostrarse las dos banderas se produzcan altercados en la plaza. Es entonces cuando interviene Pisarello tratando de impedir que aparezca en la balaustrada la bandera española, pero lo hace con tal torpeza que da la impresión de que están tratando de evitar que se muestre la bandera de España.


El hecho es anecdótico pero significativo. Muestra que es muy difícil hacer política sólo con un plano de lo que GB llama dialéctica de clases/dialéctica de Estados. Podemos ha llegado a sus límites en Barcelona. Al discurso triunfal que tantas bazas le había proporcionado en le resto de España, le han saltado todas las tuercas en la ciudad más al norte de la hispanidad. Barcelona es la gran prueba del nueve, una juntura natural, el gozne entre europeos e hispanos. Y es ahí donde está fracasando el populismo indefinido de Podemos. No han sido capaces de articular una alternativa a lo que es la nación capitalista que promueve el PP, insertada en Europa, ni a la alternativa secesionista, antiespañola y de extrema derecha, que ofrece el catalanismo traidor. Podemos no es secesionista, pero necesitan al secesionismo para gobernar en los municipios. Han caído en la trampa del mito maniqueo izquierda/derecha de la transición, cuyo origen está en travestismo del franquismo a la democracia de Madrid en el 78, en el que España -que no es una voluntad de ser sino un proceso histórico- representa la derecha y el atraso, y el nacionalismo periférico simboliza el progresismo y el cosmopolitismo Europeo. Se han comido esa basura enterita, y ahora van a sufrir sus consecuencias. Probablemente el fin de Podemos se de en estas elecciones y con el inicio del proceso revolucionario que supone el pistoletazo de salida de la independencia de Cataluña; es decir, la desaparición de España. Podemos no ha sabido ofrecer una alternativa al proyecto europeísta, ya que lo asume al alinearse con Tsipras, ni al secesionismo de extrema derecha, ya que lo acepta al llegar a acuerdos con ellos. Cada uno recoge lo que siembra: quedar en tierra de nadie.

Felguerinos para Repúblico Hispano

jueves, 24 de septiembre de 2015

Pornin´ 9 to 5?



Al mundo de la moda aproximándose al porno lo he visto mas de tres y cuatro veces, pero nunca de manera tan creíble como esta sesión de fotos de una fotógrafa llamada Laura Sfez para una marca de ropa que se llama lecoledesfemmes. 
Ah si, la modelo se llama Laurel Stovall

Las 21 fotos en las que una secretaria con ropa transparente se fotografía en una oficina depresiva, me han engañado hasta a mi que tengo el ojo entrenado. 

Echale un ojo, rara vez se ve a un fotógrafo que sepa exáctamente lo que está haciéndo.

Israel Greenshines 









Mesa de Redacción de AptsFelgeurinos

Juliana juega al Risk

Muchas veces, cuando no tiene nada nuevo que escribir, el pobre Juliana monta una partida de Risk
inverosímil en su columna. Las fronteras se mueven de un lado al otro con una facilidad pasmosa.


Portugal siente también un sordo temor ante la cuestión de Catalunya. Un exembajador portugués en España me lo explicó un día de la siguiente manera: "Mire, aunque mucha gente no lo sepa, España tuvo tres veces la tentación de invadir Portugal a lo largo del siglo XX. La primera fue en 1911, cuando la Primera República derrocó al rey Manuel II. El monarca español Alfonso XIII estaba indignado por la caída de la Casa de Braganza. La segunda tentación tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial. El general Franco pensó en pedir Portugal a Hitler antes de la entrevista entre ambos en Hendaya. La tercera vino con la Revolución de Abril de 1974. El secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger pensaba en una intervención militar de la OTAN y llegó a preguntar al gobierno de Arias-Navarro sobre la disposición española a enviar sus tanques más allá de Badajoz. Por suerte, los americanos cambiaron de táctica. No creo que haya una cuarta tentación, pero la independencia de Catalunya haría que España mirase Portugal de otra manera". (El embajador quizá había leído unas declaraciones de Gregorio Peces Barba en senectud: "Quizás nos habría ido mejor si nos hubiésemos quedado con Portugal y no con Catalunya".

Enric Juliana

Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Repúblico Hispáno: La restauración del mundo urbano hispánico


Si hay algo que define la colonización española en América es su carácter urbano: no se coloniza el campo, se fundan ciudades. El chiste sobre si dos ingleses que se encuentran fuera de Inglaterra fundan un club y si lo hacen dos españoles una ciudad parece casi una descripción histórica de lo ocurrido. Un mundo de ciudades, gobernado por y desde las ciudades, y en el que los grandes terratenientes se veían obligados a ser vecinos del asentamiento urbano más próximo para poder existir como << ciudadanos>>. Era la ciudad y no el campo la que definía el ser social y político, el marco ideal para el hombre que vive en sociedad.
Las ciudades de la América española, con sus trazados regulares y reglamentados, fueron el escenario en el que una cultura barroca se representó e imaginó a sí misma como una sucesión de polis, de repúblicas de españoles para ser exactos, frente a la falta de <<civilidad>> del campo. Fueron las guerras de independencia y, de manera muy particular , la Constitución de Cádiz y sus efectos los que <<ruralización>> el mundo americano. Las primeras, porque mostraron el poder del campo en los enfrentamientos militares; la segunda, porque creó un nuevo poder municipal de carácter rural.
Tomás Pérez Vejo 

Hubo un tiempo -realmente existente-  en el que en esta feroz lucha de partes en conflicto que es el mundo, se podía oír nítidamente en el fragor de la batalla la voz hispana. La hispanidad estaba articulada en una poderosa red de ciudades que iba de Barcelona a Santiago de Chile y de Santiago de Compostela a Manila; ciudades enhebradas en dos hilos de oro que las engarzaban como las perlas de un collar. Los hilos dorados eran la religión católica y la institución de la Monarquía Hispánica, que daban sentido al conjunto y ofrecían una visión totalizadora del mundo. Había un plan desde esa parte del mundo en lucha llamada hispanidad para orientar al conjunto del orbe. El Imperio barroco-católico era una alternativa al monismo islamista, a la burguesía germánica del norte de Europa y al comercio depredador de la pérfida Albión. De eso ya ha llovido. Desde entonces la voz de la hispanidad apenas se oye, y esa fracción del mundo, de la que nosotros formamos parte, ha renunciado a cualquier intento de decir nada de peso sobre los acontecimientos que vayan más allá de nuestras pobres bardas domésticas.

Llevamos siglos los hispanos envueltos por un marasmo, caminando solos y aturdidos en medio de la espesa niebla de la confusión, enfrentados entre nosotros y entregados al yugo de los extranjeros. Hemos perdido el amor propio y el orgullo. No creemos ser capaces de pensar o hacer nada que tenga interés y que nos sea propio. Nos hemos entregado a todo lo foráneo sin apenas preguntarnos por su fundamento; lo aceptamos acríticamente por el hecho de que, al venir de fuera, sin duda será mejor. Intentamos salvarnos cada uno por nuestra parte sin lograr nada. Abrazamos el capitalismo anglosajón con la misma fe de carboneros que abrazábamos la vieja religión. Soñamos con ser tan “europeos”, que llegamos a negar nuestras características fenotípicas raciales de hombres mediterráneos por las de una imaginaria rubicundez impostada y ridícula. Somos genéticamente incompatibles con el mundo burgués protestante y el comercio rapaz de las islas del atlántico norte; ya que, simplemente, no poseemos las destrezas históricas para desarrollar esos programas histórico-políticos que no fueron creados para que nosotros los aplicásemos, sino, por mucho que lo negemos, para todo lo contrario, es decir, destruirnos.

Y tan solos, tan perdidos, nos preguntamos: ¿qué hacer? Aquel mundo urbano del que nos hablaba el historiador Tomás Pérez Vejo en su libro “Elegía criolla”, ya no podrá volver porque es imposible que la historia vuelva a repetirse . La única opción es tratar de restaurar el viejo collar, engarzar de nuevo las cuentas en un nuevo hilo dorado. Algo análogo de aquella vieja religión que creía en las relaciones de comunidad, en la compasión, en el compadecimiento con el otro, y luchaba contra la libertad mal entendida de la preeminencia del más fuerte o la superioridad de una raza; un socialismo que restaure esos valores comunitarios arrasados por el capitalismo individualista depredador del norte. Es la única alternativa que tiene el mundo hispánico.

Restaurar la vieja estructura de unidad de la ciudades, recuperar la racionalidad y negar que en el tiempo de internet un español pueda tener la misma moneda que un checo, las mismas leyes, estar sometido a los mismos programas económicos y las mismas autoridades financieras al tiempo que se le presenta como un extranjero incompatible con él a un mejicano que, pardójicamente, comparte su lengua y cultura. Mexicano y español siguen fracasando porque no se han encontrado, no se han reconocido como hermanos que deben luchar hombro con hombro para volver a dar un sentido a la voz hispana, para liderara una visión del mundo más justa ante los que han entronizado el egoísmo y la rapacidad. Reconozcámonos unos a otros y emprendamos la lucha.

F.

Repúblico Hispano: La difícil labor de Francisco


En Annapolis Road, una avenida con seis carriles en Landover Hills , en las afueras de Washington, hay restaurantes de comida rápida, tiendas de recambios de automóvil, gasolineras y supermercados. También iglesias. Muchas iglesias. Católicas, baptistas, luteranas, episcopalianas, pentecostales... Uno puede conducir de arriba abajo por Annapolis Road, poner gasolina, ir al súper y al McDonald's, y después decidir cuál es la religión que más le conviene. Es el mercado libre de las religiones.
Esto es Estados Unidos —la patria del capitalismo— y esta práctica —elegir libremente en el supermercado de las religiones— es lo que llevan siglos haciendo millones de inmigrantes. La competencia es feroz.
Muchos desembarcan con su vieja religión a cuestas. La mantienen o la abandonan. Para otros los templos son una red, un refugio. Buscan, comparan y compran. No hay en este país, porque jamás la hubo, una iglesia hegemónica. Aquí los católicos son otra marca, la de más peso entre las numerosas denominaciones religiosas, pero sin privilegio alguno.

Marc Bassets 

El papa Francisco pasa estos días en Estados Unidos continuando la labor diplomática al servicio de la revolución cubana; que es la verdadera génesis de la 7ª generación de izquierdas. El Vaticano ( y decimos, El Vaticano) ha apostado definitivamente por la alianza con la obra de los hermanos Castro, a los que podemos definir como auténticos Reyes-filósofos en el sentido platónico. Por supuesto, Francisco -como se ha visto al no acudir a un encuentro con esos fantasmagóricos "opositores"- no moverá un dedo para que a la isla llegue una democracia pletórica de mercado con su oligarquía de partidos. Ni uno. Tampoco tratará de realizar una labor pastoral en una Imperio heril/depredador -según la clasificación de Ginés de Sepúlveda-  como el nortemericano, que es, literalmente, impermeable al catolicismo y la hispanidad. No hay ninguna posibilidad de que el Imperio useño se hispanice, a pesar de las fantasías animadas de algunos. La prueba es la crónica del corresponsal del diario El País, Marc Bassets, del que hemos tomado un botón de muestra arriba.
La línea del obispado de Roma está clara desde la visita del papa Juan Pablo II -que en su loca batalla contra el comunismo no acabó con la Iglesia de milagro (ver MasqApts: Nódulo Materialista vs Bergoglio)-, apoyar a los nuevos regímenes socialistas hispánicos y tratar de poner trabas a la democracia de mercado pletórico useña. Es una labor dificilísima que como hemos dicho comenzó a finales del papado de Juan Pablo II y lleva desarrollándose en estos dos.

F. 

jueves, 17 de septiembre de 2015

Spending the weekend with Mrs Baedecker









Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

Adiós IH, adiós



Izquierda Hispánica fue necesaria.
Sin embargo, ya hemos superado la fase de minoría freak. Hemos pasado del “Dios los cría” al punto exacto de ebullición del “y ellos se juntan”.
Teníamos tres semillas y las tres han cuajado:
a) La fijación en orientar, sí o sí, el proyecto socialista hacia América,  en lugar de comulgar con la cantilena papanatas europea de aquellos albores del siglo XXI. Aquel dictatum de los falsos profetas de la NewLeftReview, que aún colea en los treintañeros más despistados, más universitarios y menos transverales de los nuevos movimientos políticos. Aquel dictatum, impuesto por algún viejales acomodado, con repertorio de mago Houdini, que instaba a combatir la ideología liberal esperando, en una desesperante pose de mientras tanto, el socialismo ruso. Dictatum que, irónicamente, desafiaba, antes que nosotros, uno de los sepultureros de la Revolución Rusa, el señor Putin, cuando decía aquello de que “el que no echa de menos la Unión Soviética no tiene corazón, pero el que quiere volver a ella, no tiene cabeza”.
b) La penetración de la futura clave de la gastronomía revolucionaria universal, de ahora en adelante, la fusión del socialismo y la hispanidad. Tabú durante décadas, en las cuales, adormecidos todavía en el sueño de las naciones, y los documentales de la BBC con historiadores romanticones, se analizaba la realidad como si no estuviéramos sumergidos de lleno en la era imperial. Con la caída de la URSS se chapaba el garito de la Revolución Francesa. Ya no quedan Estados-nación, sino sólo Estados Imperiales con sucursales. El mundo es otro, e Izquierda Hispánica era pionera en intentar distinguir la naturaleza filosófica de cada uno de los imperios en liza que dirigen nuestra conducta a día de hoy. En explicar que el bastión contra el Imperio liberal anglosajón, con todas sus miserias de evaluar todo proyecto humano en meros criterios mercantiles, sólo pasaba por un futuro liderazgo de una gran potencia hispánica, apoyada por eslavos, francófonos y palmeros protestantes. Sólo así temblaría el formato imperial, depredador useño, con toda su mierda ideológica del “tener confianza en la iniciativa individual”. Antes de Izquierda Hispánica, se hacía prácticamente heroico intentar razonar así, acabando siempre en patéticas riñas regionales, de abuelos cebolletas.
c) El análisis de los errores del socialismo desde dentro, no desde fuera, como se ha confundido por activa y por pasiva desde nuestra desgraciada área de difusión estadounidense. Para ello hemos introducido el análisis, así como los efectos y rasgos autodestructivos que incluía la filosofía oficial de la URSS, el Materialismo Dialéctico, y al maestro y genio Gustavo Bueno Martínez, adelantado a su tiempo, y creador del Materialismo Filosófico, que puso  los puntos sobre las íes a las fisuras del Materialismo Dialéctico, mientras este iba abocándose al precipicio. Su figura es trágica por lo solitario y coyuntural, llegó tarde para la época heroica del socialismo soviético, y se adelantó a la hegemonía del emergente socialismo hispánico.
En definitiva. No es que nos hayamos hecho adultos, sino que la gente ya está preparada para entenderlo. Muestra de ello es, por ejemplo, el emergente partido político español Podemos, muchos de cuyos miembros nos calcaron textos de IH; incluso su candidato Pablo Iglesias nos fusiló en algunos mitines varios de ellos. O el contacto de Izquierda Hispánica con gente crítica del PCE, e IU, como Francisco Frutos o Alberto Garzón, que seguro que ha ayudado a dejar claras las posiciones dentro del mismo partido, despertándolo bruscamente de su sueño eterno, -ya sabemos que las crisis por dentro son mil veces más sensibles y delicadas que desde fuera-.
Hemos seleccionado varias decenas de hombres que tienen todo esto interiorizado en carne viva, y que ya pueden incluso convivir con ello sin quedarse sin trabajo y sin amantes, relegados a la muerte social.
Señoras y señores, tras las vacaciones de verano lanzaremos el nuevo proyecto al alimón en vivo y en las redes sociales. En esta ocasión, con elegancia, sencillez, imagen corporativa y agitación de corte situacionista.
Con la presentación pública de todos los nuevos integrantes, así como la despedida de los viejos que nunca llegaron a adaptarse al rugido del extrarradio de Lima o México DF, así como más de una sorpresa.
El 12 de octubre, el día que el jovencito Rodrigo de Triana no dijo Tierra, trágame, sino Tierra a la vista. El mejor día posible, un lunes festivo.
Instituto Somos América.

Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

Retrato de un emprendedor

Dídac Sánchez es el hombre del momento. Con 22 años, sin estudios y con quince empresas a su cargo, los medios de comunicación han caído rendidos a sus pies: para unos es el mejor empresario joven del año, para otros un sólido candidato a presidir la Cámara de Comercio de Barcelona e incluso hay quien ve en él un brillante criptógrafo que este año facturará cincuenta millones de euros gracias a su pericia en los negocios.

Con todo, es imposible comprender a Dídac Sánchez sin conocer su pasado. Porque en el pasado Dídac ni siquiera era Dídac, sino Diego Giménez Sánchez, el nombre que consta en su partida de nacimiento. En octubre de 2010 cambió el orden de sus apellidos (de Giménez Sánchez a Sánchez Giménez) y tradujo su nombre al catalán, de Diego a Dídac. Pero fue con su identidad original con la que el joven afrontó una interminable serie de sucesos que, aunque forman parte de su vida personal, resultan clave a la hora de dibujar su perfil y la complejidad del entramado empresarial que ahora regenta.

El 29 de mayo de 2005 es el día del principio del fin de Diego, cuando tan sólo tenía 12 años. Ese día el joven, por entonces residente en el centro de menores Casal Dels Infants del Raval, en Barcelona, quedó con José María Hill Prados, un empresario de 45 años que, tras comprar varias películas pornográficas con el menor, se lo llevó a su casa de Cervelló, donde abusó sexualmente de él. 

La escena se repitió dos semanas después, el 12 de junio, cuando Hill Prados volvió a incurrir en los abusos sexuales en el domicilio de Rodrigo Balseca, uno de los monitores que trabajaban en el centro del Raval. El asunto fue denunciado por el propio centro y Hill Prados ingresó en prisión provisional, donde permaneció desde el 18 de junio hasta el 24 de noviembre de 2005. 

El juicio se celebró casi dos años después, el 20 y 21 de febrero de 2007, y dio lugar a una sentencia en la que Balseca fue condenado a dos años de prisión por abuso sexual y Hill Prados a ocho años por un delito de abusos sexuales con dos felaciones y penetración. Además, al empresario se le incautó un disco compacto con material pornográfico de menores que añadió otros cuatro meses a su confinamiento.

Con el patriarca a la sombra, Diego y la familia Hill Prados llegan a compartir incluso la titularidad administrativa de una empresa. Fue en Passionware, una compañía de software fundada el 2 de abril de 2013 y cuyo administrador único era el propio Diego. Sin embargo, el joven duró muy poco en el cargo: en mayo fue cesado en favor de Alexis Hill Prados, otro de los hijos de José María Hill Prados. "Yo me dedicaba a diseñar páginas web, igual que Alexis. Por eso formamos una sociedad de la que soy administrador por hacerle un favor a Alexis, que tenía miedo a sus deudas", explica el emprendedor a esta publicación.


Giménez se vio en la necesidad de aceptar por pura gratitud: "¡Es que Alexis es su hijo! [de José María] Yo les quité sus empresas, a su padre, su patrimonio... al final todos han acabado dispersos por Europa, en paradero desconocido. Alguna vez hablo por teléfono con ellos, no voy a engañar a nadie, pero en el momento que dejo la relación societaria no quise tener más vinculación con la familia", detalla.

Buena parte de los internautas rechazan su historia e incluso se han creado hilos de Forocoches con el objeto de desmontarla. Dídac advierte que en los últimos días ha recibido amenazas y que demandará a todos tuiteros que le han acusado de estafa o que "me han dicho que soy el Pequeño Nicolás 2.0".

"El éxito es un deporte de riesgo en España. Cuando lo tienes, siempre hay alguien que desconfía de ti. A mí me llaman los medios, no yo a ellos; yo no quiero ir a hablar de dinero, lo que quiero es ayudar a la gente. Quiero comprar un edificio para los chicos que están en centros de menores. Eso no lo dice nadie", concluye el emprendedor.

Mesa de Redacción de AptsFelguerinos 

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Narciso y el balón



En el notable film Hondo, que dirigió el genial John Ford en su mayor parte, hay un diálogo absolutamente magistral entre John Wayne y el jefe de los Apaches. El "duque" es medio indio y el apache le pide que mienta a la caballería americana. John Wayne le contesta que eso es imposible, que jamás mentirá. El jefe apache, en ese momento, se dirige a la novia de Wayne y le dice que "tiene usted un gran hombre". La novia, sorprendida por el comportamiento del apache, le pregunta al "duque" y John Wayne recalca que los apaches odian a los mentirosos.

El otro día, Rafael Benítez hizo de John Wayne y dijo la verdad implícita de que Ronaldo no le parece el mejor jugador del mundo. Era como el "duque" blanco en esta ocasión, que no quería mentir, aunque fuera piadoso. Messi es el mejor jugador del mundo. Y punto. Amén de que a Wayne Benítez no le gusta jamás desfilar a su equipos con la típica feria de vanidades. Prefiere la solidez de un conjunto.



Que Ronaldo y sus babosos sigan diciendo que es el mejor del mundo. Por mucho que incremente su cuenta personal de gol-idolatría jamás será Di Stéfano ni siquiera Rául, que batían records, pero siempre pensaban en el equipo.

Este chico de Madeira, mal educado intelectualmente, sólo piensa en su egometría. Y no hay que irse lejos con su números. Mientras él bate récords personales, el Madrid ha dejado de ganar más títulos que nunca. Este Narciso es como el de Caravaggio, que utiliza el espejo del agua. Y Narciso Ronaldo no es el mejor jugador del mundo. Lo siento. Me gusta John Ford.


Julián Ruíz















Mesa de redacción de AptsFelguerinos