lunes, 30 de noviembre de 2015

El disgusto de la señá Pilar



Tras una intensa jornada de trabajo de la CUP en Manresa dedicada a debatir la situación de las negociaciones con Junts pel Sí, la votación (en respuesta múltiple) de cuatro posibles escenarios de futuro entre los más de 1.200 militantes ha arrojado un resultado inequívoco: se ha impuesto con 823 votos, la opción de seguir negociando con Junts pel Sí exigiendo concreciones sociales, soberanistas y de proceso constituyente pero sin Artur Mas como 'president'





Señoritas











Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

MasqApts: Las edades de Tania


Ni firmas de lujo ni cuidados peinados ni horas de chapa y pintura. La naturalidad se cuela en el armario y en la apariencia de esta joven de 36 años que apuesta por la discreción
Antes de comenzar a desgranar el estilo de esta política de 36 años [y antes de que muchos comiencen a acordarse de la madre de una servidora] nos gustaría recordar el significado de la palabra "perroflauta". Según la Fundéu, el término se refiere a "un tipo de persona, habitualmente joven y con aspecto descuidado, que puede verse como un 'hippy' en su acepción más moderna".

Carmen Raya 


Tania Sánchez, treinta y seis años, ¿joven, vieja, mediopensionista?
¿Con treinta y seis años se es joven? No se es viejo, pero... tampoco se es joven. ¿Cómo definir a una mujer joven? Para clasificar esa cosa tan complicada podríamos recurrir al sexo, como hizo Almudena Grandes en su obra magna Las Edades de Lulú.
¿Si Tania fuese una actriz erótica o porno, en qué clasificación estaría? Porque es ahí, en las páginas porno o en las películas eróticas, en las que más se afina con la edad de una mujer (estas categorías, aunque no se diga explícitamente, también se manejan en el cine "normal" para las estrellas). Es importantísima para estas güebs definir perfectamente estas clasificaciones para así guiar el enorme tráfico en el que se mezclan gustos y edades. En el mundo erótico tenemos clasificaciones por raza, tamaño de pechonalidad y edad, que tiene subdivisiones en categorías: jovencitas, veinteañeras, milf y viejas.
Las jovencitas son aquellas que parecen adolescentes y que rondan entre los dieciocho y los veintiuno; las veinteañeras son la categoría reina, la más demandada, en las que están las estrellas de este mundillo; las milf son las treintañeras largas y curentañeras cortas, el objeto de deseo de los adolescente, una categoría tan reina como las de las veinteañeras; las viejas quedan para las perversiones. Desde este punto de vista no cabe duda de que Tania, a sus treinta y seis años, es una milf. Estaríamos ante una mujer que ya podría tener hijos bien crecido, niño rondando los diez u once años. Es decir, sería una mujer en la que se entremezclaría la experiencia con los restos de una juventud que ha perdido la lozanía.
Hay un paralelo que me viene a cuento de una película que veía hace unos días: la Stefania Sandrelli  protagonista de la famosa película de Tinto Brass titulada La Llave. Estrenada en 1983, cuando la Sandrelli tenía treinta y siete, se rodó un año antes cuando la actriz italiana tenía los treinta y seis que tiene Tania. Por aquel entonces la señora Sandrelli era eso, una señora, una señora estupenda, pero nunca la joven Sandrelli (eso lo había sido en los años sesenta cuando protagonizó el objeto de deseo de Marcello Mastroiani en Divorcio a la italiana). Treinta años después Tania es una joven y no la señora que fue Stefania. Cosas de los tiempos. 
Aquí una entrevista de la Sandrelli en la RAI en los primeros ochentas, presentando la película erótica,  en la que los tertulianos  que la rodeaba estaban entre escandalizados (falsamente) y encantados con la estupenda señora.






La bella Stefania a los treinta y seis años, como Tania


¿Y en política cambian estas clasificaciones? Yo creo que Tania sería joven cuando entró veinteañera en el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y en la asamblea de la Comunidad Madrid. Allí se fogueó la joven política Sánchez (aprendió rápido las prácticas del nepotismo), pero hoy estamos ante una mujer experimentada que va a tener responsabilidades importante en uno de los cuatros grandes partidos del país que saldrán de las próximas elecciones. Tal vez sea demasiado joven para ser una primera ministra o vicepresidenta del gobierno (a pesar de que podamos tener un primer ministro del gobierno menor de cuarenta años, quedando claro que en este país se toman las decisiones fuera; aunque ese es tema para otro post), pero sí que sería una subsecretaria, portavoz de gobierno e incluso, esta vez sí, joven ministra. Las edades de Tania dependen del contexto.


F.

sábado, 28 de noviembre de 2015

MasqApts: Crítica a un debate que trata el tema de los refugiados sirios en Europa



Juan Antonio Aguilar enfoca el problema de la inmigración siria desde una perspectiva materialista, racional, en la que explica la dialéctica de Estados y la geoestrategia de una guerra asimétrica que utiliza los conflictos sociales internos de los países como armas con las que unos tratan de imponerse a otros. No hace falta ser muy listo par ver el "quid prodest". Inmediatamente intervienen las dos mujeres apelando al sentimiento, a la irracionalidad, a la lágrima fácil, alejando el debate de cualquier debate racional que nos permita entender el problema (sorprende ver una y otra vez como la mujer es el mejor vehículo de las ideas fascistas. Las burguesitas provincianas de clase media son terribles). Por supuesto, el más tontilón de la clase, Miguel Urbán -nunca nadie con menos luces llegó tan alto- , se lanza al charco de fango sentimental cual si fuese el cerdito Babe. Monereo está en un irracionalismo ecuménico católico que valdría en unas jornadas de rezo y oración, pero en el campo de la política poco pueden aportar. La izquierda indefinida, esa New left que proviene de EEUU, es el agente interno colaboracionista con la mundialización, un quintacolumnismo de los globalizadores, que presentándose como una enemiga visceral, en realidad, no es más que el agente interno dispuesto a abrir a los EEUU la puerta desde dentro y poner en marcha mecanismos que disuelven los Estados- nación que nos protegen del mundialismo. La izquierda no es nada desde que abandonó el marxismo y el referente de la URSS, el sistematismo fuerte clásico de la dialéctica. Esta izquierda indefinida de Podemos es un fascismo que ha cambiado las camisas azul mahón por las de la marca 198.


F.

viernes, 27 de noviembre de 2015

MasqApts:Show electoral


El debate es la estrella. Está uno sentado aquí, en el pueblo de provincias, ante un televisor que bombardea por tierra mar y aire sobre la imperiosa necesidad de los debates políticos. En el tuiter, en el feisbuk, en youtube. La clase periodística que tan bien describía GB en un artículo de El Catoblepas, una y otra vez insiste en lo imprescindibles que son los debates para la salud democrática de la Nación. Una democracia de calidad se fundamenta en el debate, dice nuestra casta periodística (son los mismos apellidos repetidos desde hace 40 años). Y los nuevos partidos, la nueva política, se va plegando a las viejas consignas periodísticas. 
A mí como ciudadano me importa un m... unos debates en los que se repiten una y otra vez clichés que ya me sé de memoria. Ver a políticos lanzándose gráficas, datos descontextualizados, y jugando a darse zascas (nuevo término acuñado por la clase periodística -les encanta lo del zasca-), no aporta nada al elector. Pero a los periodistas sí que les aporta. Y los periodistas no trabajan para el elector; sino para el consumidor televisivo, para el televidente. Ellos necesitan un espectáculo que, al tiempo que aumenta el raiting de audiencia de sus canales, los afirme en un mundo en el que van perdiendo cada día más importancia. 
Los nuevos medios de comunicación, blogs, webs, redes sociales, los van haciendo cada vez más prescindibles. Por eso necesitan montar un gran show electoral que los devuelva al primer plano. El debate como ideología periodística. No se dice nada, pero el objeto del debate es el debate mismo, todo su ceremonial de atriles y la elevación de los periodistas a un nuevo estadio de jueces de los políticos. Como dice Ana Pastor cuando entrevista a los políticos, se lo tendremos en cuenta: como si fuera la notaria suprema del Reino.


F.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Repúblico Hispano: Desde el punto de fuga: de Ambrosio Espínola a Julio Rodríguez



En su última conferencia impartida en Oviedo, Gustavo Bueno proponía un recurso brillantísimo de análisis histórico. Decía GB que para analizar los problemas políticos del presente, lo mejor sería retrotraernos temporalmente, tomar distancia, tratar de esclarecer dichos problemas y replantearlos, sacándolos de la polvareda ideológica de la rabiosa actualidad en la que están envueltos, mediante un juego: una inversión histórica; situarnos en el barroco y reconstruir las figuras políticas actuales desde le punto de vista de las de aquella época. Hacer una proyección de aquel tiempo sobre éste para observar los problemas actuales bajo una nueva luz.


¿Por qué el barroco? Pues porque dicho periodo histórico sería el germen del mundo político en el que hoy vivimos. Las figuras histórico-políticas actuales estarían en su fase germinal en dicho siglo. En cierto modo sería como regresar a la época cigótica o de mórula del período de gestación -cuando aún está en el vientre materno- de un individuo hoy plenamente desarrollado. Nuestras naciones políticas y nuestros mundos entornos histórico-culturales fueron gestados en la placenta de las diferentes plataformas imperiales que entrechocaban en el siglo XVII: Imperio español generador, del que surgirían 19 repúblicas y una monarquía parlamentaria; Imperio inglés depredador, que produciría dos globalizaciones comercialistas, una británica y otra useña; la Francia mercantilista y centralista de Richelieu que, por medio de la Gran Revolución de 1789, instauraría el modelo de la Nación política moderno, nuestra figura política actual por antonomasia; la Germania dividida en pequeños estados protestantes, que pariría el idealismo del volkgeist germánico cuyo cenit sería el Imperio depredador racista nazi; el Imperio ruso a caballo entre Europa y Asia, incapaz de alcanzar el nivel científico técnico para sobreponerse al resto de las naciones europeas con las que estaba en competición, tendrá que transformarse, al igual que Francia, por medio de otra Gran Revolución, en este caso la comunista de 1917, pariendo el Imperio generador de la URSS; los estados de la Hansa del mar del norte europeo, fraguarían las piezas necesarias para articular con Francia, Alemania, Reino Unido, todo bajo la supervisión de USA, la actual UE de cuño protestante-capitalista.