jueves, 28 de enero de 2016

Addio Tessio


Salvatore Tessio

















Mesa de redacción de AptsFelguerios

miércoles, 20 de enero de 2016

The last flight of the eagle



Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

MasqApts: Pane quotidiano y calderaes de fabes

El pan nuestro de cada día...


Bajé a por el pan nuestro de cada día al despacho que hay cerca de casa. Pane quotidiano dicen en la bella Italia. Siempre hay que ir a comprar el pan y la leche del día, nada de congelados. Decía que iba a por el pan como hace cuarenta años iba el bueno de Umbral, cuando el diario El País y yo éramos tiernos niños de teta que hubiésemos hecho las delicias de los gráficos parlamentarios -pena que mamá no hubiese tenido el olfato político de la diputada Bescansa-, y como le ocurría a don Paco, te salen al encuentro en esta Felguera comentarios de todo tipo.

    -Eh Fdez, muy buenu el post del otru día sobre el titulau universitariu. Aquí el personal funciona como en tiempos de mi güela que-y preguntaben a una paisana “¿Maruxa tú cuantos fíos tienes?” y contestaba que dos y el capataz. Mucha titulitis y mucha gilipollez, Fdez.

Terrible enfermedad la titulitis. El interfecto osa poner en su tuiter que es economista. Al bueno de Gª Domínguez no se le conoce un paper, un ensayo o participación en entidad económica de renombre, pero se proclama a los cuatro vientos como economista. Tener una licenciatura en economía es como sacarse el permiso de vuelo en avioneta: puedes pilotar, pero de ahí a que te creas que tienes los conocimientos para llevar un airbus de quinientos pasajeros va un abismo. Los economistas se hacen con méritos académicos y participación en instituciones económicas de prestigio y no rellenando la biografía de un perfil de tuiter. Por ahí anda una entrevista en teleasturias con don Ricardo Pedreira que, éste sí, era economista: catedrático emérito de Contabilidad, inspector del Cuerpo Superior de Finanzas y expresidente del Tribunal Económico-Administrativo. Un historial (fabulosa la humildad y la poca importancia que se daba Pedreira, cuando es evidente que en los años 50´s y 60´s estuvo en los principales foros económicos internacionales).


Bastante diferente al del articulista Gª Domínguez, profesor de instituto hasta la curentena cuando -gracias a la amistad con Arcadi Espada- lo colocan de articulista en Libertad digital hablando de la cosa catalana (lo de que sabía de economía se lo descubrimos después del 2008, cuando se dio cuenta que ahí había un tema con el que rellenar columnas). Cuando me voy a cortar el pelo siempre con el peluquero con cortes en las tijeras. El guaje, con el título recién sacado, que se dedique a barrer, pero que a mí no me toque la cabeza.

En esto iba pensando cuando llegué al despacho de pan que estaba hasta los topes de personal masculino. Mucho paro y mucho prejubilao. Tiempos buenos de ir a por el pan eran los de Umbral con aquellos despachos hasta los topes de mujeres. Aún recuerdo cuando en los 80´s me quedaba me hacía el pachucho lo suficiente para evitar ir al colegio y, al tiempo quedarme en cama, era un gusto ir a los recaos y entrar en aquellas tiendas cargadas de mujerío. En el despacho, mientras Yoana la dependienta trajinaba ante la delectación de la feligresía masculina, el comentario era la última elucubración de Pablo Iglesisas que es el Fu Manchú hodierno.

    - Decía ayer Ávila que el que manda en la tele de los iraníes ye él, mano.

   -¡Qué coño va a mandar!- interrumpí porque ya veía yo que aquello iba hacia una conspiración mundial- Estarán usando la tele como medio de financiación, pero ahí PIT ye un mandau. ¡Vaya histories! Ésti Ávila..., oye campanes y no sabe dónde.

   -Pues escuhé yo el otru día en lo de Lozanitos que tien a la novia en el parlamento, a la ex, la Tania que ta de pan y moja (buen favor y hacía yo), y que encima tien herramienta en Portugal con una parlamentaria comunista. ¡Yo no sé que-y ven a esi esmirriau!

   -Tá mejor que tú con un cachu.


En to les cases cuecen fabes, y en le que más hablen ¡a calderaes!


Dijo Yoana que anda a todo.

   - Eso pasa por escuchar esos programas. Lozanitos que se dedique a llevar sus paquetes que bastante tien con lo suyo. Según su ex socio Vidal el enano de Teruel tiene a la querida, Ayanta Barilli la hija de Dragó, cobrando una pasta por un programa que no vale nada, enchufó al fíu en el digital de Pedro J y un retorteo de mujeres en esa radio que mete miedo. Anda, Yoanina, dame el pan que me voy retrasando y llego tarde a la tertulia de El Gaucho.

Estos de Libertad digital están buenso para hablar. En todas las casas cuecen fabes, pero en esa casa ¡a calderaes!

Fdez de la Felguera, Editor de AptsFelguerinos

jueves, 14 de enero de 2016

Secundarios (im)prescindibles















Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

Pepe Gª Domínguez y los silleros

Friedrich Ebert presidente de la República de Weimar y sillero de profesión.
Con la desaparición de su figura, que hacía de tapón al partido nazi,
 ya no hubo obstáculo para que Hitler tomase el poder en Alemania.


Lo que hubiese escrito Pepe Gª Dominguez en los periódicos alemanes al ver a un vulgar sillero en la Presidencia de la República.

El presidente Ebert tiene el oficio de sillero. Todo el mundo lo sabe y la mayoría lo ha olvidado. Pero la prensa de la derecha no deja escapar una sola ocasión, cuando se presenta, para recordarlo, y lo hace de tal guisa que se diría que, al estallar la revolución, el ciudadano dejó una silla a medio rellenar para meterse a presidente de la República sin más. Lo cual no debe creerse, puesto que en realidad el presidente Ebert desde su juventud dejó el oficio para ejercer de periodista, para dedicarse a la propaganda política y para ejercer de administrador de sindicatos obreros poderosísimos. Y es de suponer que el hombre debe poseer cualidades de discernimiento, adaptación y, por tanto, de aptitud para el mando superiores al común de los mortales, si atendemos a cómo, después de haber hecho una carrera regularmente ascensional, se aguanta desde hace cuatro años en una posición delicada y consigue fortalecer su prestigio.

Eugenio Xammar [Noviembre, 1922, Berlín]


Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

martes, 12 de enero de 2016

Maestros cínicos


El amor al propio país se ha utilizado muchas veces para oprimir a otros, pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que sea un amor perverso. Hay un nacionalismo que busca la prosperidad de su país en armonía con el resto del mundo y otro que pretende imponerse a los demás. En el caso del nacionalismo español (que a menudo no se atreve a decir su nombre) y del catalán (que lo proclama orgulloso) no diré cuál es el bueno y cuál el malo. Hay cosas que no se pueden decir sin enfadar a mucha gente y yo no quiero perder lectores. Por eso no afirmo, solo insinúo, que el mito de la Unidad es eso, un mito, férreamente enquistado en el alma de mis compatriotas, sean de derechas o de izquierdas.

Sherlock nunca defrauda. “El periodismo es una institución muy valiosa”, le dice a Watson, “a condición de saber cómo servirse de ella”. Si la vicealcaldesa Ana Taboada le hubiera leído, no habría metido tan estrepitosamente la pata en su sonada entrevista. Además de la contundente arremetida de Graciano García, ahora incluso se ha creado una asociación para defender a los premios Princesa de Asturias de su acusación de estar “pasados de moda”Esa asociación no busca defender los premios, que se defienden solos, sino atacar a Podemos. Ana Taboada se ha metido un gol en propia puerta. Yo lamenté sus irreflexivas declaraciones nada más leerlas, pero no como jurado de los premios, sino como votante de Somos Oviedo.

Jose Luis Gª Martín 




Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

lunes, 11 de enero de 2016

Another page...

















Ocasos

Sí, los diarios estaban en lo cierto: nevaba en toda Irlanda. Caía nieve en cada zona de la oscura planicie central y en las colinas calvas, caía suave sobre el mégano de Allen y, más al oeste, suave caía sobre las sombrías, sediciosas aguas de Shannon. Caía, así, en todo el desolado cementerio de la loma donde yacía Michael Furey, muerto. Reposaba, espesa, al azar, sobre una cruz corva y sobre una losa, sobre las lanzas de la cancela y sobre las espinas yermas. Su alma caía lenta en la duermevela al oír caer la nieve leve sobre el universo y caer leve la nieve, como el descenso de su último ocaso, sobre todos los vivos y sobre los muertos.



Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

domingo, 3 de enero de 2016

Mas, Rahola, perroflauta, Smiley









Pilar Rahola lo tiene claro, el descarrilamiento del "prusés" es cosa de un espía, un George Smiley hispano.
La señora Rahola lo sabe de buena tinta porque trabaja para el Mossad.





No hay que darle muchas vueltas. El viejo Smiley se ha entrevistado en un lugar discreto con un perrofaluta de la CUP.
Aquí, en exclusiva para Apts,  tenemos el documento de la "discreta" reunión en la que Smiley alecciona al perroflauta cupero.





Doña Pilar ya había advertido a Mas que esas cercanías habrían espacio a la acción del espionaje del "Estado".
Era evidente para cualquiera que lea a Le Carré, la trama es la de "Tinker, taylor, soldier, spay"




Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

sábado, 2 de enero de 2016

De novelas y filósofos


En Zara­goza era obli­ga­to­rio, no sé por qué, en los años 40–42, leer a Dos­toievski y a todos los rusos, era una moda entre los estu­dian­tes, no sé cómo sur­gió, pero cuando esta­bas hablando en un café o donde fuera, tenías que hablar de Tur­ge­niev y de Ras­kol­ni­kov, el pro­ta­go­nista de Cri­men y Cas­tigo, era como hablar ahora de Rubal­caba, así que durante una tem­po­rada grande leí muchas nove­las, sobre todo a Tho­mas Mann, pero luego me abu­rrí y ahora las abo­rrezco. Con los libros hay que tener cui­dado. Cuando se pon­dera tanto a Guten­berg habría que ver los libros que publicó en su imprenta, eran mucho peo­res que los de los esco­lás­ti­cos, la can­ti­dad de maja­de­rías que publicó. En el per­ga­mino y el papiro había que afi­nar más, por­que había que escri­bir letra por letra, pero cuando las letras las hace la máquina… La imprenta supone, pri­mero, la posi­bi­li­dad de repe­tir estu­pi­de­ces y de poner­las al mismo nivel de lo que no son estu­pi­de­ces. Y eso pasa con las nove­las de ahora. Sin embargo, es cierto que me recon­ci­lié con la novela cuando escribí una, que no lle­gué a publi­car, la rompí como he con­tado alguna vez, pero me sir­vió de mucho por­que era la pri­mera vez, desde el punto de vista lite­ra­rio, que yo empecé a pen­sar no en abs­tracto sino dra­má­ti­ca­mente, es decir, poniendo cara a las cosas, y ese fue un cam­bio muy impor­tante, para bien o para mal, pero cam­bió radi­cal­mente mi forma de enfo­car las cues­tio­nes.

GB




Mesa de Redacción de AptsFelguerinos