jueves, 14 de enero de 2016

Pepe Gª Domínguez y los silleros

Friedrich Ebert presidente de la República de Weimar y sillero de profesión.
Con la desaparición de su figura, que hacía de tapón al partido nazi,
 ya no hubo obstáculo para que Hitler tomase el poder en Alemania.


Lo que hubiese escrito Pepe Gª Dominguez en los periódicos alemanes al ver a un vulgar sillero en la Presidencia de la República.

El presidente Ebert tiene el oficio de sillero. Todo el mundo lo sabe y la mayoría lo ha olvidado. Pero la prensa de la derecha no deja escapar una sola ocasión, cuando se presenta, para recordarlo, y lo hace de tal guisa que se diría que, al estallar la revolución, el ciudadano dejó una silla a medio rellenar para meterse a presidente de la República sin más. Lo cual no debe creerse, puesto que en realidad el presidente Ebert desde su juventud dejó el oficio para ejercer de periodista, para dedicarse a la propaganda política y para ejercer de administrador de sindicatos obreros poderosísimos. Y es de suponer que el hombre debe poseer cualidades de discernimiento, adaptación y, por tanto, de aptitud para el mando superiores al común de los mortales, si atendemos a cómo, después de haber hecho una carrera regularmente ascensional, se aguanta desde hace cuatro años en una posición delicada y consigue fortalecer su prestigio.

Eugenio Xammar [Noviembre, 1922, Berlín]


Mesa de Redacción de AptsFelguerinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario