jueves, 20 de octubre de 2016

MasqApts: El jardin del bien y del mal


Este pasaje es terrible. ¡Qué terribles fueron los años 2000!  Hasta un filósofo de la altura de Gustavo Bueno cayó bajo el influjo del mal. No se puede soportar tanta mentira como la que venimos soportando desde esos años, cuando los EEUU se quedaron solos al mando del mundo. Decía el filósofo Juan Bautista Fuentes Ortega (JBFO) que Aristóteles, el mismísimo Aristóteles, recomendó a Alejandro que cuando se encontrase en sus campañas militares tomase otras ciudades, tratase a las poblaciones como "a la flora y la fauna". JBFO señalaba aliviado, "afortunadamente Alejandro no hizo caso al gran filósofo".

Alejandro decidió hacer oídos sordos a los consejos de su maestro y a la menor oportunidad se plantó ante sus generales con armas macedonias sobre un vestido persa, causando la irritación de los caudillos militares de su ejército. Ahí empezó la idea del "imperio generador". Alejandro decidió incorporar las tradiciones de los vencidos, no tratarlos como bestias, como  a la "fauna y flora", sino como súbditos, igual que a sus soldados macedonios; se hacía la guerra para para elevar a sometidos y sometedores, aunque éstos últimos no se diesen cuenta,  a una nueva forma de ciudadanía que nacía de la mezcla de ambos. Esta línea que abre Alejandro la seguirá Roma, la Monarquía Hispánica (por eso es tan absurda la crítica de estos días) y la Unión Soviética. Cada imperio trataría de integrar a las poblaciones que se encontraban a su paso, cometiendo a veces injusticias e iniquidades, pero con unos fines generadores que además de transformar al otro, al extraño, acababan transformando lo propio: los romanos generarán ciudadanos del imperio; los españoles, cristianos; los soviéticos, comunistas.

Sebastian Hafner, periodista alemán liberal, profundamente anticomunista, señala en su pequeña obra "Pactar con el diablo"que trata las relaciones de Alemania con Rusia/URSS durante el siglo XX,  que cuando llega la hora del enfrentamiento en la <<Operación barbarroja>> de 1942,  los dos modelos, el alejandrino y el aristotélico, estaban enfrentados en los campos de batalla de Europa del este. Los soviéticos tenían como objetivo transformar en  comunistas a los alemanes; los nazis, por el contrario,  veían a los rusos como ganado al que utilizar y sacar provecho económico. Para ellos los eslavos no eran hombres, sólo tenían condición de hombres aquellos que poseían el fenotipo racial germano. Era una Humanidad, la entendida desde el punto de vista aristotélico, reducida a un grupo cerrado.

En este fragmento vemos la arrogancia del filósofo. Aquí Gustavo Bueno (GB), jugando con el burladero del enfrentamiento ética vs política, y por la frivolidad de vencer en una justa intelectual, justifica un guerra injustificable, ya no desde el campo de la ética, sino de la política. GB usa todo su instrumental para justificar el mal. Y lo que es peor, rompe con toda la tradición alejandrina hispánica (muchos de los conquistadores habían leído la vida de Alejandro o textos relacionados con el mito alejandrino). Si Vitoria, Molina, Sepúlveda (se paró una conquista para discutir en Valladolid si se trataba a los indígenas como "flora y fauna" o como hijos de Dios. Y se decidió que eran hijos de Dios) o Feijóo escuchasen a GB justificar la guerra de este modo, abominarían de él. Porque en este fragmento GB sólo presenta como "finis operis" de la guerra factores económicos, es decir, tratar a las poblaciones atacadas como recurso económico, como "flora y fauna", sin ningún objeto de racionalidad política superior.

Puede que esto guste a Pedro Insua y ciertos sectores de Nodulo Materialista, pero es una de las perores intervenciones de GB. Uno de los momentos en los que se encontraba más perdido. ¿Alguien se imagina a Feijoo defendiendo a Maquiavelo? Esto decía el bueno del fraile en su discurso "La política más fina": "Lo que estamparon en sus libros Maquiavelo, Hobbes, y otros Políticos infames, es lo mismo que a cada paso se oye en los corrillos: que la virtud es desatendida: que el vicio se halla sublimado: que la verdad, y la justicia viven desterradas de las Aulas: que la adulación, y la mentira son las dos alas conque se vuela a las alturas. Suponiendo, pues, que éste sea error, debe colocarse en el catálogo de los errores comunes; y el demostrar que lo es, será el asunto de este capítulo, dando a conocer contra la opinión del mundo, que la Política más fina, y más segura, aun para lograr las conveniencias de esta vida, es la que estriba en justicia, y verdad." La virtud existe en la guerra, dice fray Benito, y dice verdad. Una guerra se emprende por una razón política que tiene un proyecto de integración, de elvación, de las poblaciones sometidas que va más allá de su utilización como recurso económico.

Que me expliquen los aplaudidores de estas palabras de GB, como Insua y otros, dónde está la virtud en la guerra de Irak. La acción militar en Irak fue una acción rapaz, depredadora, y  ha ido empeorando a medida que ha pasado el tiempo. Comenzó siendo una guerra keynesiana, de estricto carácter económico por el control de líneas comerciales y zonas petrolíferas.Pero con el paso del tiempo, ante la impotencia de un Impero en declive como le de EEUU, se promovió una polítoca del caos destruyendo Estados, desequilibrando una zona, institucionalizando la tortura, el exterminio de poblaciones, la falsedad informativa. ¡¡¡¡Qué justificación tiene esto!!!!

Yo he comentado muchas veces con Raúl Muniente Sariñena el horror que fueron estos años, y el predominio en ellos de la filosofía de Leo Strauss, verdadera filosofía del mal. Esos años era como pasear por el jardín del bien y del mal, y los árboles más apetitosos, los más atractivos, eran los más ponzoñosos. Espero que Raúl ( o Héctor) desarrollen estas ideas que me han comitado en pettit comité. La ponzoña straussiana caló profundo en muchos miembros de Nódulo.

(ver minuto 34)


F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario